Boletín N° 112 - 23 de mayo de 2005
  En el oriente de Nepal: Cuatro ataques simultáneos de la ofensiva maoísta.

El Ejército Popular de Liberación (EPL), que dirigen los maoístas, elevó la ofensiva en el oriente de Nepal al llevar a cabo ataques simultáneos contra tres cuarteles del ejército y un puesto policial que le asestaron fuertes derrotas al enemigo.

La agencia noticiosa Nepalnews.com informó el 10 de mayo que "según los últimos informes de prensa cientos de insurgentes armados atacaron bases de seguridad en Bandipur y Chorhawa y el puesto policial de Ilaka, Mirchaiya. El ataque empezó como a las 10 de la noche del lunes 9 de mayo. Las tres bases de seguridad se encuentran cerca de la carretera oriente-occidente, conocida como la carretera Mahendra. Los rebeldes bloquearon la carretera con árboles. El ejército mandó refuerzos en helicópteros equipados con visión nocturna, según los informes".

Otras agencias de prensa nepalesas también informaron sobre los ataques antes de que el Ejército Real (ERN) parara la información. Un diario informó: "El EPL atacó a tres cuarteles militares ubicados en la carretera oriente-occidente del distrito de Siraha y Dhanusa, oriente del país, a una distancia promedia de 14 a 15 km el uno del otro... Miles de revolucionarios maoístas atacaron a las 22 horas. El mando policial de Mirchaiya, el puesto de mando unificado de Bandipur, el cuartel del ERN en Chorhawa (distrito de Siraha) y el cuartel militar en Dharapani (distrito de Dhanusa) cayeron bajo ataque. Los combates duraron hasta las 6 a .m. del día siguiente".

Cuando el ERN recibió la noticia en su cuartel oriental de Itahari, despachó un helicóptero artillado para atacar a los maoístas, quienes lograron defenderse. Un periódico informó que había 500 policías en el puesto policial de Mirchaiya, 250 soldados del ERN en la base de Bandipur, 800 en la base de Chorhawa y aproximadamente 1.500 en el cuartel de Dharapani. Bajo la presión del ERN, el periódico después publicó otra versión.

En cosa de minutos, el EPL tomó por asalto el puesto policial de Mirchaiya y el Banco Nacional de Desarrollo, capturó armas automáticas y rifles 3-0-3 y combatió varias horas para tomar la base de Bandipur. Pese a los embates de helicópteros artillados desde cuatro horas antes de lanzar el ataque, el EPL logró capturar todas las armas y balas de diversos calibres y destruyó las instalaciones del ERN. Éste sufrió docenas de bajas. Los "terroristas reales", el nombre que les dan las masas, no llegaron a la zona del ataque, ni siquiera después de que se fueron los maoístas, y quedó abandonado el cuartel destruido.

Tras los ataques, el ERN entró a las aldeas como un buitre herido y estallaron escaramuzas. Según el corresponsal de Janadesh en el distrito de Dhanusha, el ERN bombardeó aldeas cerca del monte Siwalik, y dejó más de 50 civiles heridos y docenas de muertos.

En dos aldeas, Jarayotar y Lek Khani, de los distritos de Sindhuli y Udayapur, los soldados del ERN trataron de cercar a las fuerzas maoístas pero cayeron en una emboscada y algunos contingentes suyos fueron eliminados. En la aldea de Lek Khani por lo menos 35 soldados del ERN mordieron el polvo y docenas quedaron heridos. El EPL capturó docenas de rifles, gran cantidad de balas de diversos calibres y material bélico. En Jarayotar, el EPL también capturó armas y eliminó una docena de soldados del ERN y dejó otra docena de heridos. Tres combatientes del EPL cayeron en el combate. Tras los ataques del EPL, el déspota feudal Gyanendra Shah despachó a miles de soldados y al batallón Ranger, considerado el mejor, para cercar a los maoístas y aniquilarlos. Los combates de movimientos y posiciones (una forma de guerra más avanzada que la guerra de guerrillas) que duraron una semana dejaron al ERN sumamente desmoralizado.

El gobierno central sigue censurando la prensa. Se dice que el estado de emergencia fue levantado; sin embargo continúan las restricciones a las libertades civiles. Por ejemplo, arrestaron a estudiantes no maoístas que protestaban frente a la Suprema Corte.

El periódico Janadesh (16 de mayo) sacó una entrevista sobre la ofensiva del EPL al camarada Ananta, integrante del Buró Político del Partido Comunista de Nepal (Maoísta) y comandante de la División Oriental del Ejército Popular de Liberación. Evaluó así los resultados positivos y negativos de cada uno de los cuatro combates en los distritos de Siraha y Dhanusa: "Con los cuatro ataques simultáneos contra bases militares el EPL ha llevado a cabo guerra de posiciones. Planeamos capturar a los cuarteles de Mirchaiya y Bandipur en Siraha y bloquear y dañar los otros dos campamentos. El plan fue un éxito completo. Capturamos el cuartel de mando unificado de Mirchaiya. Atacamos a Bandipur y lo capturamos hasta cierto punto, y le dimos duro a los otros dos cuarteles de Chorhawa y Dharapani. Así que, resumiendo las cuatro batallas, tuvimos éxito".

Janadesh le preguntó qué había logrado el EPL en los combates. Dijo: "El mayor logro de estas batallas es que se han establecido las bases para librar guerra de posiciones. El éxito de este primer plan de la ofensiva estratégica en el frente oriental ha confirmado el análisis de nuestro partido de que la ofensiva estratégica se enfocará en carreteras, ciudades y cuarteles. No sólo hemos aprendido a librar guerra de movimientos y de posiciones; también hemos aprendido a librar guerra de posiciones en el curso mismo de la guerra.

"Con respecto al comando oriental, uno de los mayores logros del EPL fue librar combates de posiciones sin precedentes con ataques simultáneos contra cuatro bases militares en zonas que el ERN considera su columna vertebral, o sea la carretera oriente-occidente. Tras el ataque, el enemigo movilizó a miles de soldados del ERN y al batallón Ranger, su mejor contingente, para cercarnos y aniquilarnos. Pero el EPL combatió heroicamente, frustró esos ataques, le asestó duros golpes al enemigo, y le arrebató buena cantidad de armas pesadas y municiones. Este frente también se estableció como frente de excelso valor y gran sacrificio. La muerte de los camaradas Dinseh y Ramjee fue una pérdida muy sentida de las bases del partido y del pueblo".

Cuando Janadesh le preguntó sobre la propaganda enemiga de que el EPL sufrió duros golpes y graves pérdidas mucho mayores que el ERN, dijo: "Es importante evaluar las cosas a partir de los hechos, no a partir de lo que dice el enemigo. El gobierno real ha impuesto censura y tiranía sobre la prensa para que la ciudadanía no conozca los hechos y noticias positivas de nuestro lado.

"En esos combates capturamos el mando unificado de ellos en un tiempo corto en Mirchaiya y capturó docenas de armas, miles de balas de diversos calibres y equipos de comunicaciones. En el combate en Bandipur, 38 gendarmes reales mordieron el polvo en el acto y otros que resultaron heridos murieron después. Ocho de ellos siguen en nuestra custodia. [Luego, Janadesh dijo que el EPL soltó en buenas condiciones a los ocho soldados del ERN.] Tuvimos 37 bajas. Seis camaradas resultaron heridos. En Bandipur, fallaron las seis armas en la línea del frente. No obstante, los camaradas cortaron el alambre de púas y corrieron a los cuarteles, lo que generó agitados combates de posiciones. Los gendarmes reales no pudieron salir de su túnel. Capturamos dos búnkers, todos los puestos de centinelas y todas las armas y balas y destruimos los búnkers. Como temieron combatir al EPL, los terroristas reales comenzaron a atacaron a los civiles con fuerza mortal. Unas 50 personas resultaron heridas y 12 murieron. Como queríamos evitar tales muertes, nos retiramos mientras que aún teníamos la iniciativa. Es falsa la propaganda de que el ERN capturó nuestras armas. Como quedaron abandonados los puestos militares de Mirchaiya y Bandipur después del combate, es obvio que derrotamos al enemigo y obtuvimos una victoria sobresaliente".