Boletín N° 61 - 12 de abril de 2004
  Nepal: Gran éxito de paro de tres días

El Partido Comunista de Nepal (Maoísta) [PCN (M)] convocó a un paro general del 6 al 8 de abril con motivo del 15 aniversario de las históricas jornadas de 1990. En ese año, las masas sitiaron al palacio a instancias de los revolucionarios, y los partidos parlamentarios, el Frente Unido de Izquierda y el Partido del Congreso Nepalés, claudicaron al rey Birendra y traicionaron al pueblo. Este año, la convocatoria maoísta del bandh nacional salió en medio de una situación política movediza entre los partidos parlamentarios.

El PCN (M) viene dirigiendo la guerra popular desde 1996 apuntando a ganar una revolución de nueva democracia y a abrir la puerta a la revolución socialista. La guerra está en la etapa del equilibrio estratégico entre los dos bandos y los maoístas preparan una ofensiva estratégica. Así, el bandh dio un golpe importante al sistema semifeudal y semicolonial del país. El PCN (M) lanzó la consigna principal, "Marchar adelante por el gran camino de establecer una república popular, hacer del paro general del 6 al 8 de abril un gran éxito". Según un volante aparecido el 9 de marzo en el semanario Janadesh, aparte del bandh nacional, el programa de acciones de un mes del partido abarca propaganda y agitación, movilizaciones de masas, acciones de masas y acciones militares, así como bandhs regionales, la quema de monigotes del actual rey y su hijo, y acciones de masas contra las empresas y entidades asociadas con las familias Rana y Shah (el muy odiado núcleo de las clases dominantes).

Durante los preparativos para el bandh, se llevaron a cabo muchas acciones militares centralizadas y descentralizadas en todo el país. El Ejército Popular de Liberación, dirigido por el PCN (M), se apoderó del cuartel militar real de Bhojpur. Mordieron el polvo 40 soldados reales y 25 resultaron heridos. El EPL obtuvo 51 armas modernas y 10.000 balas de diversos calibres. Tres semanas antes, los revolucionarios encabezados por los maoístas se apoderaron de Beni, el cuartel del distrito de Myadgi. Ahí, el EPL capturó 137 armas modernas y mató a 150 soldados reales.

El país entero estuvo paralizado durante el bandh: ciudades y pueblos fuera de la capital, como Pokhara, Biranagar, Birgunj, Bhairawha, Nepalgunj, Dhangari, Mahendranagar, etc. En Pokhara, el ejército real sembró terror, trató de obligar a los comerciantes a abrir sus negocios, y golpeó y torturó a quienes se negaron a hacerlo. En Katmandú, dio protección a algunos vehículos y trató de mantenerlos en marcha. Pero la población desafió con valor al ejército real y se paralizó completamente la capital. La Federación Nepalesa de Cámaras de Comercio e Industrias criticó al gobierno por obligar a la fuerza a abrir los negocios.

Mientras tanto, como avanza a saltos agigantados la guerra popular encabezada por los maoístas, cobró cierto impulso la lucha de los cinco partidos políticos parlamentarios, antes en declive, cuando el PCN (M) lanzó un comunicado en que dice que apoyará todas las formas de lucha que lleven a arrancar de raíz la monarquía feudal. El 11 de abril en Katmandú, 25.000 personas protestaron. Entre más la monarquía reprimía, más participaban las masas.

Diferentes sectores de la población se han manifestado en la calle: organizaciones de profesores, escritores, periodistas, doctores, abogados y maestros. La principal manifestación convocada por los cinco partidos parlamentarios, en lugar de durar un solo día como se había programado, continuó durante varios días y mostró una mayor agresividad y determinación de barrer del escenario a la monarquía feudal. Dentro del periférico de la capital, la monarquía impuso un toque de queda y prohibió reuniones salvo actos religiosos, so pretexto de impedir la penetración de los maoístas en las protestas de los partidos parlamentarios. Pero, los maoístas no son los únicos que quieren derrocar la monarquía feudal, pues ya es demanda de la población en general. Por ejemplo, el 7 de abril el seminario en lengua nepalí, Jana Astha, dijo: "El movimiento juzgará la honradez del Partido del Congreso Nepalés y del UML [un partido parlamentario que se llama falsamente "marxista-leninista"], los líderes del parlamento, a ver cuán honrados son ahora que están dirigiendo la lucha. Al parecer, el pueblo jamás los olvidará si de nuevo traicionan el pueblo a cambio de curules en el parlamento del rey".

En Katmandú, los manifestantes corearon: "Gyanendra Shah murdabad ((Abajo el rey Gyanendra!), Gyanendra Paras lai fasi de ((Mueran el rey y su hijo!) y Gyanendra Choor Des Chhod ((Ladrón Gyanendra, lárguese del país!).

El gobierno abrió fuego con balas de caucho y gas lacrimógeno CS, prohibido en convenios internacionales, y se abalanzó con largos garrotes sobre la multitud. arrestó a dos mil. Según la Comisión Nacional de Derechos Humanos, las autoridades no permiten que los detenidos tengan alimentos, agua y acceso a servicios sanitarios básicos. Es más, el ejército dio órdenes de "matar a primera vista" a los sindicados de ser agitadores maoístas. En la ciudad de Mahendranagar en el oeste del país, el ejército arrestó a 25 estudiantes que tomaban exámenes. Les vendó los ojos y se los llevó. Y arrestó a 80 estudiantes en el distrito de Acham que acababan de regresar del mismo examen. Un general terrorista real dijo que los estudiantes eran presuntos combatientes maoístas.