Boletín N° 169 - 31 de julio de 2006
  Los objetivos globales, y los responsables de una masacre "made in USA"

Como la masacre de Qana era tan horrenda, es muy importante analizar quiénes son los responsables y por qué, y cuál será su siguiente paso.

El periodista Robert Fisk, de The Independent (31 de julio) de Inglaterra, examinó los fragmentos de uno de los proyectiles que aniquiló a la mayoría de las dos familias. De fabricación estadounidense, lleva la inscripción: "De uso con la bomba teledirigida MK-84 BSU 37 B". Se cree que los cazas también eran de Estados Unidos, aunque la fuerza aérea israelí también tiene cazas Mirage, de Francia.

A veces el gobierno de Bush justifica el bloqueo de un cese el fuego diciendo que sólo respeta los deseos israelíes. Pero los hechos muestran lo contrario. El New York Times , un cotidiano muy conocedor de lo que pasa en la clase política estadounidense, lo ha dicho (y no sin desaprobación). Por ejemplo, con el aumento de la presión por declarar un cese el fuego en las horas antes de la masacre de Qana, la secretaria de Estado yanqui Condoleezza Rice se entrevistó con el primer ministro israelí Ehud Olmert. Luego, Olmert lanzó un comunicado en que dijo que Israel continuaría bombardeando y ametrallando de 10 a 14 días más. "¿Usted piensa que, con la íntima relación que él tiene que Bush y Rice, diría algo así sin su consentimiento?", dijo un "alto funcionario israelí", según el New York Times .

No solamente se trata de que Israel logre sus objetivos en El Líbano. Primero, estos objetivos también son objetivos estadounidenses y, segundo, el ataque israelí contra El Líbano obedece a objetivos estratégicos globales estadounidenses en la región contra Siria y sobre todo contra Irán. Los israelíes pilotean los cazas estadounidenses, sueltan bombas estadounidenses y salen palabras estadounidenses de sus bocas, en aras de los objetivos políticos y militares que establece la Casa Blanca.

Pero la sangre libanesa en las manos de Estados Unidos mancha a todas las grandes potencias.

Israel no puede continuar la destrucción en masa sin las bombas y otro material que Estados Unidos le está suministrando por medio de Inglaterra. Los aviones de transporte militar estadounidenses hacen escala en Escocia para cargar combustible. ¿Recibió Israel las bombas teledirigidas MK-84 para amolar a Qana cortesía de Inglaterra?

En el Consejo de Seguridad de la ONU que ha bloqueado el cese el fuego, Inglaterra no es sino una sombra de Estados Unidos. Alemania es uno de los partidarios más íntimos de Israel. La canciller Angela Merkel pretexta el exterminio nazi de los judíos para apoyar el castigo colectivo al estilo nazi de Israel y para llevar a cabo masacres como Qana. Francia pide un cese el fuego, pero de mano blanda, al menos hasta ahora, con la esperanza que Estados Unidos le permita conservar sus propios intereses políticos y económicos en El Líbano. Curiosamente Rusia también habla poco.

Durante el día después de la masacre de Qana, miles de libaneses, hombres y mujeres, religiosos y laicos, atacaron furibundos la sede de la ONU en Beirut. Tal vez por eso el primer ministro libanés decidió no darle la bienvenida a Rice y por qué Rice decidió cancelar la visita. Bruselas, París, Cairo, Damasco, Teherán, algunas ciudades paquistaníes, Delhi y otros lugares presenciaron grandes protestas contra Estados Unidos, Israel y la ONU y que se detenga la matanza por Israel. Durante la semana anterior, Londres presenció una protesta de decenas de miles, y una protesta bloqueó la avenida frente a la embajada israelí en Bogotá, Colombia.

Rice dice que cuando esté lista, permitirá un cese el fuego, pero enviará una "fuerza internacional" de soldados europeos para continuar la obra de Israel: apoderarse del Líbano. Esto podría suscitar más oposición popular. El papel que jueguen los pueblos del mundo en esta crisis podría pasar a primer plano.