Boletín N° 27 - 28 de julio de 2003
  Avances de los maoístas en la India

Un bandh (paro general) convocado por el Centro Comunista Maoísta (India) [CCM (I)] paralizó todo el tráfico ferroviario y demás actividades en el estado de Bihar al norte del país. El 15 de julio, se inició el bandh volando cuatro vías férreas. Banderas rojas a lo largo de las vías indicaban anticipadamente a los maquinistas que detuvieran los trenes; no hubo informes de muertes. Y, los guerrilleros chocaron con la policía en la región de Tirhut-Mithila, lo que el Times of India describió como una acción contra la “creciente represión de la policía y del terror estatal” contra el movimiento revolucionario campesino.

Según el diario, la policía estaba en alerta máxima en tres distritos del estado de Orissa, donde el Partido Comunista de la India (Marxista-Leninista) (Guerra Popular) [PCI (ML) (GP)] convocó a la Semana de los Mártires del 28 de julio al 3 de agosto. Entre los conmemorados están tres líderes del partido que la policía arrestó y asesinó a sangre fría hace varios años, lanzando los cadáveres desde un helicóptero para hacer parecer que habían muerto en un choque armado. El Times of India dijo que los policías y sus cuarteles en los distritos de Rayagada, Malkangir y Gajapati en el sur del estado eran susceptibles de ser atacados. Los maoístas han golpeado a los paramilitares y otros blancos de las clases dominantes en la zona en las últimas dos semanas.

Según un reciente informe sobre el movimiento naxalita (como se les llama a los maoístas) elaborado por el Ministerio del Interior indio, el CCM (I) y el PCI (ML) (GP) tienen “plazas fuertes” en 23 distritos en la mitad de los 26 estados del país, con una población de cientos de millones de personas. El movimiento maoísta se ha estado afianzando sólidamente entre los campesinos y pobres del campo desde el levantamiento de Naxalbari de 1967, pero el informe sostiene que la amenaza contra el gobierno central no tiene precedentes.