Sobre la Educación
Mao Tsetung. 1964
Conversación con la delegación de educadores nepaleses.

Nuestra educación está llena de problemas, el más prominente de los cuales es el dogmatismo. Estamos en el proceso de reformar nuestro sistema educativo. Los años de estudio son demasiado largos, los cursos son demasiados, y diversos métodos de enseñanza no son satisfactorios. Los niños aprenden libros de texto y conceptos que se quedan simplemente en libros de texto y conceptos; no saben nada más. No utilizan sus cuatro extremidades; ni reconocen los cuatro tipos de granos.[1] Muchos niños ni siquiera saben lo que son las vacas, los caballos, las gallinas, los perros y los cerdos; ni pueden decir las diferencias entre el arroz, el alpiste, el maíz, el trigo, el millo y el sorgo.[2] Cuando un estudiante se gradúa de la universidad, ya tiene más de 20 años. Los años escolares son demasiado largos, los cursos son demasiados, y el método de enseñanza es por inyección en vez de ser mediante la imaginación. El método de los exámenes es tratar a los candidatos como enemigos y emboscarlos (risas). Por tanto les aconsejo no tener fe ciega en el sistema educativo chino. No lo consideren un buen sistema. Todo cambio drástico es difícil, [ya que] mucha gente se opondría. Actualmente unos pocos pueden estar de acuerdo con la adopción de nuevos métodos, pero muchos estarán en desacuerdo. Tal vez les estoy echando agua fría a ustedes. Ustedes esperan ver algo bueno, pero yo sólo les conté lo que es malo. (risas) Sin embargo, no estoy diciendo que no hay nada bueno. Tomemos la industria y la geología, por ejemplo. La vieja sociedad nos dejó sólo 200 geólogos y técnicos; ahora tenemos más de 20.000.000. Hablando en términos generales, los intelectuales especializados en ingeniería son mejores debido a que están en contacto con la realidad. Los científicos, científicos puros, son peores, pero sin embargo son mejores que los que se especializan en cuestiones de arte. Las cuestiones de las artes [liberales] están completamente apartadas de la realidad. Los estudiantes de historia, filosofía y economía no se preocupan por estudiar la realidad; ellos son los más ignorantes de las cosas de este mundo. Como ya he dicho antes, no tenemos nada maravilloso, sólo cosas que hemos aprendido de la gente común. Por supuesto, hemos aprendido algo de marxismo-leninismo pero el marxismo-leninismo solo no hace nada. Tenemos que estudiar problemas chinos, partir de las características y los hechos de China. Los chinos, incluido yo, no sabemos mucho sobre China. Sabemos que debemos combatir al imperialismo y sus lacayos, pero no sabemos cómo hacerlo. De modo que tenemos que estudiar las condiciones de China, al igual que ustedes deben estudiar las condiciones de su país. Gastamos un montón de tiempo, veintiocho años completos desde la fundación del PCCh hasta la liberación de todo el país, en forjar paso a paso un conjunto de políticas ajustadas a las condiciones de China. La fuente de nuestra fortaleza está en las masas. Si algo no representa las aspiraciones del pueblo, no es bueno. Debemos aprender de las masas, formular nuestras políticas, y educar a las masas. Por lo tanto, si queremos ser maestros, para empezar tenemos que ser alumnos. Ningún maestro comienza [su carrera] como maestro. Luego de convertirse en maestro, debe seguir aprendiendo de las masas para entender cómo él mismo aprende. Por eso es por lo que hay cursos sobre sicología y educación en el entrenamiento de los maestros. Lo que uno aprende se vuelve inútil si no entiende la realidad. Hay una fábrica adjunta a las facultades de ciencias e ingeniería de la Universidad Tsingua [3] porque los estudiantes tienen que aprender de los libros y trabajar a la vez. Pero no podemos establecer fábricas para las facultades de artes, algo así como una fábrica de literatura, una fábrica de historia, una fábrica de economía, o una fábrica de novelas; estas facultades deben considerar a toda la sociedad como su fábrica. Sus maestros y sus alumnos deben entrar en contacto con los campesinos y los obreros urbanos así como con la agricultura y con la industria. ¿De qué otra manera podrían ser de alguna utilidad sus egresados? Veamos los estudiantes de derecho, por ejemplo. Si ellos no entienden los crímenes en una sociedad, no pueden ser buenos estudiantes de derecho. Está fuera de toda duda que no se puede establecer una fábrica de derecho; así que la sociedad es su fábrica. Hablando en términos comparativos, nuestras facultades de artes son las más atrasadas debido a la falta de contacto con la realidad. Los estudiantes y los maestros sólo hacen trabajo en clase. La filosofía es filosofía de libros. ¿Qué utilidad tiene la filosofía si no se aprende de las sociedad, de las masas, y de la naturaleza? Sólo puede estar compuesta de ideas vagas. Con la lógica pasa lo mismo. [Uno] no entiende mucho de ésta si simplemente la lee de los libros de texto. Pero la entiende gradualmente a través de la aplicación. Yo no entendí mucho cuando leí sobre lógica. Vine a entenderla cuando la utilicé. He estado hablando sobre lógica. También está la gramática que uno no entiende mucho simplemente leyéndola. Pero uno agarra el uso de la estructura de la frase cuando está de hecho escribiendo. Escribimos y hablamos de acuerdo con los usos acostumbrados y no es realmente necesario estudiar gramática. En cuanto a la retórica, es una materia opcional. Los grandes escritores no siempre son retóricos. Yo estudié retórica por mi cuenta, pero no la entendí nada. ¿ustedes la estudian antes de escribir?

NOTAS

[1] Una cita de las Analectas de Confucio.

[2] Una cita del clásico infantil, el San Teu Ching ('El clásico de tres caracteres')

[3] En las afueras al occidente de Pekín.