Charla del Presidente Mao Tsetung ante un grupo de Delegados a la Conferencia de Paz
22 de agosto de 1964
La siguiente charla fue dada por el Presidente Mao Tsetung el 22 de agosto de 1964, ante un grupo de delegados que se alojaron en Pekín luego de asis-tir a la X Conferencia Mundial de Paz en Japón. En esa conferencia tuvo lugar una lucha contra la línea revisionista soviética sobre la paz mundial, que consistía en la represión a las luchas de liberación nacional y la colusión con el imperialismo norteamericano. Los delegados soviéticos y sus simpatizantes se retiraron y celebraron una conferencia separada.
Los delegados le dieron un caluroso saludo al Presidente Mao quien habló sin notas. El discurso fue reconstruido a partir de notas casi literales tomadas por un delegado. [La traducción al español es del Grupo Comunista Revolucionario de Colombia]

Les doy la bienvenida a todos ustedes a China, y les doy nuestros agradecimientos. Esta es la primera vez que nos hemos reunido pero tenemos un punto común en nuestro pensamiento. Somos todos de diferentes nacionalidades, países y creencias pero tenemos esto en común: que todos nos oponemos al imperialismo y al viejo y nuevo colonialismo. Sus países, y también China, no tienen bombas atómicas ni de hidrógeno. Francia tiene bombas atómicas, pero ustedes los delegados de Francia se oponen a la guerra atómica.

Para nuestro país, en el futuro es posible que podamos producir una pequeña cantidad de bombas atómicas. Quizás ni siquiera las probemos. Pero si ese es el caso, ¿para qué producirlas? Porque las necesitamos como armas defensivas. Actualmente, los países con bombas atómicas -particularmente los EE.UU.- están intimidando al pueblo con ellas. Los EE.UU. tienen muchas, pero las han utilizado sólo una vez, sobre Hiroshima y Nagasaki. ¿Hay aquí algunos amigos del Japón? Japón es la víctima de un ataque con bombas atómicas. Los EE.UU. soltaron dos bombas sobre Japón, pero debido a eso se han ganado una muy mala reputación entre la abrumadora mayoría de los pueblos del mundo. Ellos están en contra del uso de armas atómicas para matar gente, en contra de que se origine una tercera guerra mundial, y en contra de que tropas extranjeras interfieran en sus asuntos internos como lo están haciendo las tropas norteamericanas en Vietnam con su 'guerra especial'. Como dice Francia, "hemos sufrido la derrota, ahora ustedes los norteamericanos están combatiendo en Vietnam, ustedes también sufrirán la derrota". Por lo tanto, Francia se opone a resolver el problema por medio de la guerra y están por las negociaciones pacíficas. Debido a la experiencia francesa, ellos tiene derecho a hablar.

Japón, también, tiene cierto derecho a oponerse a la guerra. Durante la II Guerra Mundial, el gobierno japonés obligó al pueblo japonés a entrar en una guerra de agresión, pero posteriormente las cosas cambiaron y Japón sufrió la calamidad de las bombas atómicas norteamericanas. De ahí que, el pueblo japonés -e incluso el gobierno japonés- estén diciendo que se oponen a la guerra atómica.

La mayor parte de los que están sentados aquí representan a países que, como el nuestro, no tienen bombas atómicas. Al abordar la agresión norteamericana tenemos un interés común, no sólo en el seno de nuestros amigos aquí, sino con todo el mundo. El mundo no puede evitar los cambios; quienes se comprometan en actividades impopulares de agresión sufrirán la derrota. Ustedes los que están sentados aquí representan a una gran proporción de las naciones del mundo. Sus ideas están condenadas a lograr la victoria. Por supuesto, esto no se ha convertido aún en un hecho -eso dependerá de las luchas que libren.

Ahora diré algo de mi experiencia personal. Yo era un maestro de escuela primaria. Aprendí algo de Confucio -la concepción del feudalismo. Luego aprendí algo de la concepción del capitalismo. Aprendí sobre Cromwell de Inglaterra, sobre la revolución francesa, sobre Alemania. También aprendí sobre las teorías de Kant, sobre las teorías del idealismo. Pero no sabía nada sobre las teorías del marxismo, ni del leninismo.

No sé qué hizo que un hombre como yo abandonara mi profesión original y me metiera a la política. Según mi punto de vista, se debió a que los imperialistas extranjeros estaban oprimiendo a China y al pueblo chino. Debido a las acciones de los imperialistas y reaccionarios ellos lanzaron a gente como yo a los brazos del comunismo, Yo ya no creí en el confucianismo ni en el capitalismo. Ingresé al movimiento obrero, al movimiento sindical y salí a huelgas. Luego organicé el movimiento campesino y durante un tiempo cooperé con el Kuomintang. Por un tiempo estuve en el Comité Central del Kuomintang y trabajé en su departamento de propaganda. En esa época Sun Yat-sen estaba aún vivo. Me reuní con él y hablé con él. La señora Sun Yat-sen está aún viva, en Pekín. Ella no es miembro del Partido Comunista. Uno de nuestros amigos, Kuo Mo-jo es un comunista. El es miembro del Comité de Paz. Su padre era miembro del Comité Central del Komintang. El era del ala izquierda del Kuomintang y fue asesinado por ellos. Ahora sólo su madre está viva, habiendo sido asesinado su padre en 1925. Sin embargo, su madre aún trabaja en Pekín. Ella tiene ahora 87 años, es profesora y un personaje democrático. Ella es artista.

En esa época yo no estaba preparado para librar una guerra. No había bombas atómicas, ni radios, ¿Qué me hizo ingresar al ejército? De nuevo, debido a que los imperialistas y Chiang Kai-shek estaban asesinando al pueblo. En 1927 teníamos 50.000 miembros del partido. Chiang Kai-shek reprimió la revolución y llevó a cabo un terror blanco, asesinando gente por doquier. De los miembros del partido, un grupo fue asesinado, otro se rindió, mientras que un tercero se dio por vencido. De los 50.000 sólo quedamos unos pocos miles, y estos empezamos la guerra de guerrillas. Luego combatimos durante diez años.

En esa época no sabíamos cómo combatir. ¿Quién nos enseñó? Chiang Kai-shek. No teníamos fusiles. ¿Quién nos los 'dio'? Chiang Kai-shek. En esa época Chiang Kai-shek no tenía muchos, pero los imperialistas le dieron un montón. Nosotros les quitamos tanto hombres como armas. Crecimos nuestro ejército hasta 300.000. En esa época nos llamábamos 'Ejército Rojo de Obreros y Campesinos' y pensábamos que éramos muy buenos. Al mismo tiempo, fuimos derrotados. Tuvimos que emprender la marcha y caminamos 12.500 kilómetros, o sea el diámetro del planeta. Caminamos desde el Sur hasta el Norte de China, pero por esta 'larga marcha' no culpamos a Chiang Kai-shek, sólo a nosotros mismos por cometer errores. De los 300.000, sólo quedamos 25.000. Viendo las cosas desde hoy, la marcha no parece ser nada espantoso, pero en esa época era difícil caminar tal distancia. Nosotros no teníamos estas cosas [señala alrededor del salón], ni buen té, ni frutas, etc.

Cada persona consumía sólo cerca de 3 onzas de aceite de cocina y 3 onzas de arroz a día. Pero no creo que éramos más débiles de lo que éramos antes. Por el contrario, éramos más fuertes porque habíamos aprendido lecciones. Luego las tropas japonesas ocuparon China, y combatimos durante otros ocho años. Durante este tiempo estuvimos unidos para combatir a los japoneses [1] . Nuestras tropas, luego de combatir contra los japoneses, crecieron de 25.000 a un millón y medio. Luego el Japón se rindió. Al final de la guerra dos bombas atómicas causaron calamidad al pueblo japonés. Nosotros, el pueblo chino, también contribuimos a ganar la guerra. Las tropas japonesas se retiraron, las norteamericanas ingresaron. La II Guerra Mundial concluyó en 1945. En 1946 Chiang Kai.shek lanzó ataque contra nosotros y combatimos por cerca de cuatro años. Luego Chiang Kai-shek dijo: Yo no combato más, y huyó a Taiwan.

He estado hablando de cambios que han tenido lugar en la historia. Con esto quiero decir que las cosas cambian, que los imperialistas pueden ser derrotados. Nosotros demostramos que los millones de tropas de Chiang Kai-shek podían ser derrotadas y que el pueblo puede lograr victorias. Yo no creo que el pueblo no pueda lograr victorias o que ustedes no puedan lograr victorias. ¿son ustedes derrotistas? Debemos saludar el día de la liberación del mundo.

Pregunta: ¿Cuál es la salida al problema del revisionismo?

Mao: Según mi punto de vista no hay salida para los revisionistas porque ellos siguen los deseos de los estratos capitalistas en el país y de los imperialistas extranjeros, y no se ajustan a los intereses de pueblo. Durante un tiempo ellos tienen la mayoría. En el futuro se demostrará que ellos no tienen la mayoría sino la minoría. Ellos no hablan de oponerse al revisionismo. Algunas veces hablan de oponerse al imperialismo, pero esto es falso. Aquí hay gente de Argelia y de Francia. Los partidos allí son revisionistas y no podemos seguirlos. Pero no seguimos a Ben Bella [2] y a De Gaulle. No en todos los asuntos a De Gaulle, pero seguimos a De Gaulle en el punto de oponerse a los EE.UU.

Pregunta: ¿Cuál es su punto de vista sobre el que los árabes palestinos están siendo privados de sus tierras?

Mao: Nosotros los apoyamos (Aplausos y animación). Los árabes palestinos debe regresar a su patria. Hasta hoy no hemos tenido relaciones diplomáticas con el gobierno israelí. Los árabes constituyen la abrumadora mayoría (quien hizo la pregunta era árabe). Todos los pueblos árabes se oponen a que sus compañeros árabes sean sacados de Palestina. Si no nos ponemos de su lado estaríamos cometiendo un error. Por eso es por lo que estamos con ustedes. Pero no es sólo un asunto de Israel sino de quién está detrás de Israel. Por lo tanto es un asunto mundial y particularmente un asunto que concierne a los EE.UU.

Pregunta: ¿Cuál es su punto de vista sobre la lucha de los negros norteamericanos?

Mao: El pueblo negro constituye una minoría nacional dentro de los EE.UU., pero también son una muy numerosa nacionalidad de 20 millones de personas y su lucha contra la opresión y discriminación se está desarrollando. Con seguridad llegará el día en que logremos la victoria y el proletariado norteamericano con seguridad despertará. Es decir, la gran mayoría de proletarios y progresistas blancos se unirán con el pueblo negro y lograrán la victoria. Porque los EE.UU. están divididos en clases. Chiang Kai-shek [en ese entonces aún vivía] y nosotros también pertenecemos a diferentes clases -ellos no son como nosotros. Sin embargo, somos de la misma raza amarilla, de la misma nación china, hablamos el mismo idioma chino. Algunos dicen, entonces, que todos somos nacionalistas chinos y, que siéndolo, ¡debemos unirnos con Chiang Kai-shek!

Las personas que están aquí hoy son de diferentes nacionalidades, pero sobre la cuestión de oponernos al imperialismo y particularmente al imperialismo norteamericano estamos todos unidos, sea que nos conozcamos o no. Yo no los había visto a ustedes antes de hoy y muchos no me habían visto antes. China tiene 700 millones de habitantes -yo no los he visto a todos. Ni ustedes la gente de Francia han visto a todos sus decenas de millones de habitantes -eso no es posible.

Pregunta: En mi país estamos en lucha contra el imperialismo y agradecemos a China su apoyo. ¿Podría usted decir algo sobre la situación africana como, por ejemplo, en Congo (Leopoldsville)?

Mao: Hoy en África hay una vigorosa lucha contra el imperialismo. Los revisionistas no están contentos con esto. Los imperialistas están aún menos contentos. El Congo debe pertenecer al pueblo del Congo, al pueblo de Lumumba [3] . Lumumba fue asesinado físicamente, pero sus ideas no mueren. Nosotros apoyamos la lucha del pueblo congoleño no de manera subrepticia sino abiertamente. Apoyamos abiertamente su lucha contra aquellos que se les oponen. Nuestro corazón está siempre con los pueblos oprimidos; estamos inclinados hacia un lado, Algunos consideran que no estamos siendo imparciales y nos piden mirar con igual favor a ambos bandos. Ellos dicen que debemos inclinarnos inclinarnos igualmente hacia los imperialistas y sus lacayos y hacia el pueblo. Nosotros no podemos hacer eso. Nosotros sólo nos inclinamos hacia un solo lado. Si ellos dicen: ustedes sin parciales sí, nosotros somos parciales, al igual que con los árabes palestinos y con la X conferencia, nosotros estamos parcializados hacia un lado.

Este hombre, Liu Ning-I [4] , es un hombre parcializado. Él no tomó parte en ambas conferencias, sólo en una. La mayoría de los que están hoy aquí sentados también son parcializados -no tomaron parte en ambas conferencias sólo en una.

Pregunta: Los gobernantes de Sudáfrica están armados hasta los dientes y apoyados por otros imperialistas. ¿Cuáles son las perspectivas para Sudáfrica?

Mao: Si el pueblo quiere lograr la victoria muy rápidamente, podría ser algo difícil. Deben pasar a través una prolongada y tortuosa lucha porque la situación en Sudáfrica es diferente de la de otras partes de África, incluyendo Argelia. El pueblo argelino combatió durante ocho años y logró la victoria. El pueblo de Sudáfrica puede que tenga que llevar a cabo una guerra aún más larga y llevar a cabo una lucha aún más tortuosa, y el tiempo que necesiten puede exceder incluso el que les tomó en Argelia. Sin embargo, el pueblo de Sudáfrica tal vez no necesite tanto como los chinos que libramos veintidós años de guerra, y, si agregamos la guerra coreana, entonces podemos decir veinticinco años de guerra. Pero en todo caso pueden gastarse media vida combatiendo.

El pueblo de todo el mundo los está apoyando. En Sudáfrica hay más de diez millones de africanos y tres millones de extranjeros. De los tres millones de extranjeros, una pequeña parte simpatiza con los africanos. Les hice la pregunta a algunos africanos de si todos estos tres millones se oponían a los africanos, y me dijeron, "no, no todos", de entre ellos hay algunos progresistas que ayudan al pueblo africano, algunos abogados que los defienden. Por eso es por lo que les aconsejo a los amigos africanos que vienen a mí, trabajen con los africanos blancos buenos, que no todos ellos eran malos. La abrumadora mayoría de los blancos son buenos, sólo un pequeño porcentaje son malos. La mayoría despertará o será despertada en el futuro. Si eso sucede o no, la mayoría seguirá siendo gente buena.

Hay algunos que dicen que queremos unir a todos los pueblos de color contra todos los pueblos blancos. No. Muchos de quienes están aquí hoy representan a gente blanca. Ni es el caso que toda la gente de color sea buena -Chiang Kai-shek no es bueno.



[1] Se refiere al frente único antijaponés acordado con Chiang Kai-shek.

[2] Un líder de la Guerra de Liberación argelina.

[3] Patricio Lumumba. Líder de la lucha de liberación nacional del pueblo congoleño. Se convirtió en primer ministro de la República del Congo (Leopoldsville) en 1960. Fue secuestrado y asesinado por fuerzas pro imperialistas belgas-norteamericanas bajo el mando de Mobutu en 1961.

[4] Líder de la delegación china a la X Conferencia Mundial de Paz. También en esa época Presidente de la Federación de Sindicatos de Toda China. Se le perdió de vista durante la Revolución Cultural.