EL OBRERO No.3
febrero 1997
Órgano del Partido Comunista de Nepal (Maoísta)
EDITADO & PUBLICADO POR EL DEPARTAMENTO DE PUBLICACIONES COMITÉ CENTRAL PARTIDO COMUNISTA DE NEPAL (MAOÍSTA)

EDITORIAL

¡Viva la Guerra Popular!

Exactamente hace un año, es decir, el 13 de febrero de 1996, las semillas de la guerra popular revolucionaria fueron sembradas en las fértiles tierras de Nepal. Hoy estamos orgullosos de proclamar que las semillas no sólo se han convertido en prometedores retoños sino que también han echado firmes raíces. Con ocasión de este primer aniversario del histórico inicio de la guerra popular, rendimos nuestro revolucionario homenaje y saludo a todos aquellos valientes mártires que dieron sus vidas para nutrir los retoños de la revolución; ofrecemos nuestro rojo saludo a todos nuestros camaradas del Partido y a las masas revolucionarias; y ofrecemos nuestro saludo internacionalista proletario a todos los partidos y organizaciones fraternales de todo el mundo.

El enorme significado nacional e internacional de esta guerra popular maoísta en la tierra de los poderosos Himalayas y los legendarios combatientes Gorkha, pero reducida a ser el segundo país más pobre del mundo por los vampiros chupasangres del feudalismo y el imperialismo, debe ser obvio para todos. Primero, el exitoso inicio y desarrollo de esta guerra popular es una vindicación de la todopoderosa ideología del marxismo-leninismo-maoísmo. En un momento en el que los imperialistas y sus lacayos se estaban regocijando con el fallecimiento de falso 'comunismo' en la antigua Unión Soviética y Europa Oriental y los revisionistas y neorevisionistas habían estado disculpándose recurriendo al cascarón del parlamentarismo o al abierto liquidacionismo de diversos matices, esta guerra popular ha mostrado que la lucha por el comunismo está lejos de haber acabado y que el camino al verdadero comunismo está iluminado sólo por el marxismo-leninismo-maoísmo. La firme adhesión a las sucintas formulaciones maoístas de "Salvo el Poder todo es ilusión" y "El Poder nace del fusil" ha dado a la guerra popular una definida y correcta orientación política. Igualmente, una correcta comprensión de la importancia del actual desarrollo de las tres armas mágicas de: un Partido proletario de nuevo tipo, un Ejército Popular y un Frente Unico revolucionario bajo el liderato del proletariado, le ha dado una orientación organizativa adecuada a la guerra popular. Y sobre todo, la históricamente sintetizada ciencia militar de la revolución proletaria y en particular la teoría de la guerra popular prolongada desarrollada por el camarada Mao ha sido la guía militar de est histórica guerra. De este modo, La más significativa característica distintiva y factor guía para el exitoso lanzamiento de la guerra popular en Nepal ha sido el tener una correcta perspectiva ideológica, política, organizativa y militar marxista-leninista-maoísta.

En segundo lugar, el gran éxito del primer año de la guerra popular en Nepal ha sido garantizado por la correcta evaluación de las condiciones objetivas y subjetivas prevalecientes y la formulación e implementación de políticas planes y programas político-militares en conformidad. La necesidad objetiva de la transformación de nueva democracia de las sociedades semicoloniales y semifeudales como Nepal no ha estado en duda. Pero la crisis del viejo Estado nepalés acosado por contradicciones de clase, nacionales y regionales, ha sido tan aguda y se ha deteriorado con los años que los esfuerzos de reformas cosméticas han fracasado miserablemente y exige con urgencia una transformación revolucionaria del Estado y la sociedad. En el plano subjetivo, las explotadas y oprimidas masas populares y las diversas nacionalidades oprimidas han acumulado una larga experiencia de lucha contra este podrido sistema y han adquirido una conciencia revolucionaria para dar todo por aplastar este estado. Más importante aún, el partido del proletariado, es decir, el PCN (Maoísta), se ha templado en los largos años de lucha interna y lucha de clases y finalmente adquirió la capacidad y madurez para dirigir esta revolución inevitablemente violenta y prolongada. Basados en la evaluación de estas realidades objetiva y subjetiva concretas se trazaron e implementaron en fases los planes y programas para el inicio y desarrollo sistemáticos de la guerra popular. Dentro de la Primera Etapa de la defensiva Estratégica, se ha implementado con tremendo éxito el primer plan del Histórico Inicio y Continuación, y desde septiembre-octubre de 1996 está en ejecución con gran éxito hasta ahora el Segundo Plan de Desarrollo de la Guerra de Guerrillas de Manera Planificada. El Buró Político y el Comité Central del Partido han sesionado entretanto y han hecho revisiones periódicas de los Planes, y le han confiado a los Burós Regionales las responsabilidades de formular programas detallados y de implementarlos de acuerdo con las particularidades regionales. Se ha tenido especia cuidado de mantener las adecuadas relaciones dialécticas entre las campañas y acciones militares y las no militares (es decir, políticas), y por aprovechar al máximo las contradicciones dentro de las fuerzas reaccionarias.

En tercer lugar, el sin precedentes sentido de devoción  revolucionaria, valor y sacrificio practicado por el proletariado y las masas oprimidas de Nepal ha contribuido al avance de la guerra popular hasta ahora. Es quizás único en el movimiento comunista mundial de hoy que dentro de los primeros once meses del sistemático inicio de la guerra popular revolucionaria más de setenta de los mejores hijos e hijas de las masas oprimidas y comunistas revolucionarios hayan encontrado el heroico martirio, mientras que cerca de cuarenta elementos reaccionarios incluyendo los tiranos locales, informantes de la policía y policías fueron eliminados por los revolucionarios. (Debe recordarse que no hubo política de 'aniquilamiento' durante el primer Plan). De estos grandiosos mártires, cerca del 40% eran miembros del Partido, más del 60% pertenecían a nacionalidades oprimidas (la mayoría de ellos  eran 'magars' de las montañas occidentales), cerca del 10% (es decir, 7) eran mujeres, y la mayoría de ellos eran de origen de clase campesinos pobres o medios de la capa inferior. En particular los heroicos esfuerzos  y los supremos sacrificios de sus vidas hechos por el camarada Tirtha Gautam y otros dos camaradas mientras se tomaban el puesto policial (junto con 4 fusiles y otras armas y municiones) en Bethan en el distrito de Ramechhap en el oriente de Nepal el 3 de enero de 1997, con la ayuda de sólo escopetas de fistol fabricadas localmente y bombas caseras, deben quedar grabados en letras doradas en los anales de la revolución proletaria. De igual manera, el heroico martirio del camarada Daulat Gharti mientras atacaba otro puesto policial en Triveni en el distrito Dolpa al occidente de Nepal el 15 de diciembre de 1996, merece especial elogio. Tales ejemplos de audaz valor exhibido por los combatientes guerrilleros y los altos niveles de devoción y sacrificio mantenidos por los miembros y simpatizantes del Partido han contribuido a extender el fuego de la guerra popular a lo largo y ancho del país. Esta canalización hacia propósitos revolucionarios de la inmensa reserva de energía de los campesinos pobres y jóvenes tribales, hasta ahora malversados y derrochados por los imperialistas británicos y los expansionistas indios mediante los despreciables servicios mercenarios en sus rapaces ejércitos mientras los adulan como 'bravos Gurkhas', deberá jugar un importante papel en el futuro desarrollo y exitosa culminación de la guerra popular bajo el liderato del Partido del proletariado.

En cuarto lugar, la inmensa bondad, simpatía y apoyo dados por el proletariado internacional a través de sus partidos y organizaciones en el verdadero espíritu y tradición internacionalistas proletarios han contribuido un montón hacia el exitoso desarrollo de la guerra popular en Nepal. En este contexto consideramos que es nuestro deber reconocer con agradecimiento las importantes contribuciones del Comité del Movimiento Revolucionario Internacionalista (MRI), del cual nuestro Partido es orgullosamente participante, y a diversos partidos y organizaciones dentro y fuera del ámbito del MRI. También de las guerras populares revolucionarias que se libran en Perú, Filipinas, India (Andhra Pradesh, Dandakaranya y Bihar), Turquía y otras partes del mundo dan una directa inspiración a los revolucionarios en Nepal. Es este sentido de pertenecer y de aprender de las experiencias del movimiento proletario mundial el que ha sido uno de los factores que ha contribuido más significativamente al desarrollo hasta ahora, y será la garantía final del éxito de la guerra popular. Porque en la actual época del imperialismo y la llamada 'globalización' y el 'ciberespacio', la revolución en un país particular puede y debe ser vista sólo como una base de apoyo de la revolución proletaria mundial.

En realidad, la guerra es la continuación de la política por otros medios (es decir, violentos). Por tanto, un año de guerra popular en Nepal ha marcado una ruptura decisiva con la vieja política y ha anunciado una nueva política en el país. Esto naturalmente ha agudizado mucho más las contradicciones y la crisis en la vieja sociedad y el viejo Estado, y el ritmo de la polarización política  entre el campo reaccionario y el campo revolucionario, con un minúsculo 'centro' entre ellos, se ha acelerado significativamente en el último año. Además, esta apertura de un nuevo frente contra el imperialismo y la reacción mundiales, ha perturbado y fastidiado enormemente a los guardianes de la reacción mundial también en su propio paraíso. De ahí que la reacción local y mundial se ven obligadas a hacer concentrados esfuerzos para cortar de raíz esta guerra popular. La reciente celebración de un llamado 'seminario contra el terrorismo internacional' bajo el patrocinio del ejército real de Nepal es un indicador de esto. Tras el miserable fracaso de la policía armada en controlar el crecimiento tanto cuantitativa como cualitativamente de la guerra popular, a pesar de que recurrieron a las masacres en gran escala y a otras formas de brutal represión durante el último año, el Estado reaccionario se decidió a emplazar al ejército y lanzar campañas genocidas en los días venideros. Además de tales campañas de extirpación física desde fuera, ellos tratarán de subvertir desde dentro. De ahí que el Partido debe no sólo prepararse para combatir al enemigo militarmente, sino que debe guardarse de la tendencia 'derechista' al capitulacionismo y la tendencia 'izquierdista' a la impetuosidad revolucionaria dentro del Partido y el movimiento. Sin embargo, en la situación nacional e internacional de hoy, el peligro derechista al capitulacionismo es más inminente y por tanto hay que guardarse de él más intensamente. Además, se requiere trabajar con ahínco y comprenderse el carácter prolongado de la guerra popular.

El primer año de la guerra popular no ha sido simplemente un lecho de rosas. También ha habido gran cantidad de espinas. Lo cual es muy natural. Ya que las leyes de la guerra sólo pueden aprenderse a través del proceso de la guerra, este primer año de guerra popular nos ha enseñado lecciones tanto positivas como negativas. Aunque las lecciones positivas han sido muchísimas más que las negativas. Mientras seamos buenos aprendiendo, ninguna cantidad de lecciones negativas nos desanimará. Luego de un año del histórico inicio de un trascendental proceso, tenemos toda la razón en sentirnos orgullosos de los logros del proletariado y las masas oprimidas de Nepal. Al fin se ha incendiado la pradera en los Himalayas. Que las reaccionarias clases dominantes y sus amos imperialistas/expansionistas tiemblen ante la perspectiva de su muerte final en este incendio. Tenemos por qué regocijarnos, porque la victoria final será nuestra.

¡Viva la guerra popular!

 
Antecedentes
El Primer Plan: Inicio y continuación
El Segundo Plan: Desarrollo planificado de la Guerra de Guerrillas
Las implicaciones, lecciones y perspectiva futura
Trasfondo histórico
El movimiento comunista nepalés y la cuestión de la lucha armada
El carácter, los blancos y las fuerzas motrices de la lucha armada en Nepal
El problema de la estrategia y la táctica de la lucha armada en Nepal
Algunas cuestiones importantes respecto al inicio de la lucha armada
El Tratado Mahakali: Otra venta de los recursos acuíferos en Nepal
Mayor degeneración de la camarilla de la UML
El asalto a Bethan
Campaña Genocida en Mirul (Rolpa)
Perorata neorevisionista contra el MRI
Los guerrilleros de Guerra Popular atacan estaciones de policía y capturan armas
Se celebró Segunda Conferencia del MCC
¡Libertad para Mumia Abu Jamal!
Revolucionarios turcos celebran 25º aniversario
EDITORIAL
 
 
UN AÑO DE LA GUERRA POPULAR EN NEPAL: RESEÑA
 
DOCUMENTO: ESTRATEGIA Y TACTICA DE LA LUCHA ARMADA EN NEPAL
 
NOTICIAS Y OPINION
NACIONAL
 
INTERNACIONAL
 
SALUDOS DEL PCR-EU