¡Viva el marxismo-leninismo-maoísmo y el camino Prachanda!
BOLETÍN INFORMATIVO MAOÍSTA N° 9
[Boletín informativo ocasional del Partido Comunista de Nepal (Maoísta), enero de 2004]
28 de marzo de 2004

Devastador golpe militar del EPL a dictadura real

Tras el masivo golpe militar a la dictadura real en Bhojpur (oriente del país) del 3 al 4 de marzo, el Ejército Popular de Liberación (EPL) dio otro devastador golpe militar al gobierno real del 20 al 21 de marzo, abrumando completamente el cuartel del distrito de Beni, Myagdi, en el occidente del país. Fue la primera vez en los ocho años de la Guerra Popular que los valientes combatientes del EPL llevaron a cabo la batalla y ocuparon el cuartel de distrito a plena luz del día.

El siguiente comunicado del Comisario Camarada Biplab y del Comandante Camarada Pasang da un vislumbre de las heroicas hazañas del EPL en esta histórica incursión militar:

"De acuerdo al plan central de nuestro glorioso Partido y de las decisiones tomadas por el Comando Central Occidental, la División Occidental del EPL llevó a cabo una exitosa incursión militar contra el cuartel de distrito Beni, Myagdi. Se inició el 20 de marzo a las 23 horas y terminó el 21 a las 10 horas. Murieron 125 soldados del ejército real y 26 policías y cientos más resultaron heridos. La incursión dejó en escombros el cuartel Kaliprasad del ejército real, el cuartel de distrito de la policía y las oficinas de administración de distrito. Capturamos tres LMG, un mortero de dos pulgadas, un M-16, 14 rifles Insas, 35 SLR, 65 rifles 3-0-3, siete SMG, cuatro pistolas, docenas de morteros y 50.000 balas de diversos calibres. Algunos cien valientes combatientes del EPL resultaron heridos y 49 ofrendaron la vida, entre ellos el Camarada Yoddha, vicecomandante de la II División, el Camarada Bahuveer, vicecomandante de la III Brigada, el Camarada Bishal, comandante de Batallón y el Camarada Bayu, vicecomandante de Batallón.

"Se rindieron 33 soldados reales y policías, entre ellos el oficial en jefe del distrito, Sagarmani Parajuli y el DSP, Ranabahadur Gautam. EL EPL los hizo prisioneros de guerra y les dio un trato de acuerdo a la política democrática de nuestro Partido y la Convención de Ginebra. Quisiéramos dejar constancia de que los dejaremos en libertad si ellos dejan en libertad a todos los prisioneros de guerra, incluidos el Camarada Matrika Yadav, miembro de Buró Político, el Camarada Suresh Ale, miembro del Comité Central, el Camarada Tilak Sharma, miembro del Buró Regional de nuestro Partido de Bardia, ahora presos en el penal Dhangadi. Finalmente, rendimos un sentido homenaje al Camarada Yoddah, al Camarada Bahuveer y a los demás caídos, por haber ofrendado con valor sus valiosas vidas en la exitosa realización de la grande e histórica incursión. Esperamos que se recuperen pronto los queridos camaradas combatientes heridos. Les agradecemos a todos los que colaboraron con nosotros durante la incursión y les damos las gracias a todos los comandantes, comisarios, miembros y miembros voluntarios que participaron en la incursión".

En una declaración del 21 de marzo, el Presidente Prachanda explica la importancia cualitativa de la incursión y jura que "continuarán las acciones militares hasta que se logre una solución política con cambios globales".

Aunque al comienzo los propagandistas reales intentaron tapar su derrota aplastante en Beni y embaucar al mundo diciendo que el EPL perdió y tuvo "500 bajas" (cuento que todos los medios de comunicación grandes del mundo repitieron como loros), la contundente verdad es que el ejército real sufrió una de las más aplastantes y humillantes derrotas en los ocho años de guerra civil. Varios reporteros y observadores independientes confirmaron en el lugar de los hechos lo que dijeron el comisario y el comandante del EPL.

La exitosa incursión militar contra un cuartel de distrito altamente fortificado ha echado al suelo el mito acerca de la invencibilidad del ejército real, recién entrenado y armado por los yanquis, indios y otros gobiernos. Aunque los medios informativos han especulado sobre los motivos y la calendarización de la incursión, el Partido y el EPL han dicho con claridad que es parte de los preparativos para la ofensiva estratégica en la Guerra Popular prolongada.

En el frente político, las dos incursiones militares centralizadas exitosas en Bhojpur y Beni en un lapso de tres semanas constituyen un golpe mortal a la dictadura militar real, la que en el futuro cercano buscará legitimarse mediante una farsa electoral. Puede que el gobierno no tenga futuro el que todos los grandes centros de poder internacional (Estados Unidos, Inglaterra, ONU, etc.) hayan respondido rápidamente pidiendo una solución política negociada. No obstante, es poco probable que la monarquía capte que tiene los días contados sino hasta que muerda el polvo.

Bandh nacional del 6 al 8 de abril

Como parte de la combativa movilización de las masas contra el gobierno militar real, el Partido Comunista de Nepal (Maoísta) [PCN (M)], el EPL y el Consejo Unido del Pueblo Revolucionario (CUPR) convocaron a un bandh nacional (paro general) del 6 al 8 de abril de 2004, con motivo del 15 aniversario del movimiento popular de 1990.

Bajo la consigna general "Marchar hacia adelante por el gran camino de establecer una república", se lanzó un programa de acciones de un mes. Un objetivo importante del programa de lucha es crear un movimiento de diversos sectores sociales contra la monarquía autocrática y unir todas las fuerzas democráticas parlamentarias y no parlamentarias en torno el programa mínimo de una república democrática. Asimismo, del 27 al 28 de marzo las empresas monopolistas de las familias gobernantes Shah y Rana fueron blanco especial de sabotajes y se organizó un paro regional en la región occidental (o Gandak) para trastornar la "recepción cívica" al rey Gyanendra en Pokhara el 28.

En un comunicado conjunto del 6 de marzo, el Camarada Prachanda, Presidente del PCN (Maoísta) y Supremo Comandante del EPL y el Camarada Baburam Bhattarai, Convocador del CUPR, dicen:

"Nos encontramos en vísperas del 15 aniversario del histórico movimiento popular de 1990, pero la asesina pandilla de Gyanendra y Paras que usurpó el trono mediante la tristemente célebre masacre de la familia real, ha suprimido los limitados derechos democráticos de ese movimiento e impuesto un franco fascismo militar real y una nueva versión vulgar del sistema panchayat. La reciente entrevista a Gyanendra en la revista Time, su discurso en Nepalganj, los directivos que emitió tras la ridícula visita al mediooccidente del país, el consejo de ministros compuesto únicamente por viejos panchas (monarquistas), las ridículas recepciones cívicas, etc., indican claramente que se ha restaurado la autocrática monarquía en el país. La "monarquía" compradora y ridícula que levantaron el mercenario ejército real y los imperialistas después de la conspiración que masacró al rey Birendra y su familia, es más hipócrita, vendepatria, genocida y fascista en comparación con la tradicional monarquía feudal. Lo muestran la masacre a diario de docenas de masas inocentes y no armadas, el saqueo de la economía nacional y recursos naturales, las abiertas actividades e intervenciones de las potencias extranjeras en el país, etc. Por ende, no queda duda alguna de que hoy, la monarquía fascista y compradora y el mercenario ejército real son los principales obstáculos a la solución de los problemas de nacionalismo, democracia y la vida del pueblo y al establecimiento de una auténtica democracia popular, y que son el principal enemigo del pueblo".

El comunicado también llama a derrocar a la odiada monarquía:

"En este contexto, es una necesidad histórica que se unan todas las fuerzas democráticas parlamentarias y no parlamentarias en un programa mínimo común a fin de establecer una república democrática mediante la abolición de la monarquía que desde 1951 una y otra vez ha traicionado al país y al pueblo y que, por lo mismo, se levante una tempestad de movimientos de masas en todo el país. Los jóvenes y estudiantes han plasmado en hechos esta necesidad histórica y visión coreando espontáneamente en las calles desde hace meses la consigna de una república. Ahora, la camarilla de Gyanendra y Paras teme la futura unidad entre las fuerzas democráticas revolucionarias y parlamentarias y por tanto ha emprendido una conspiración para dividir al campo democrático matando al ex miembro del parlamento del Partido Comunista de Nepal Unido (Marxista-Leninista) [UML], Hem Narayan Yadav, en Siraha y seduciendo a las fuerzas parlamentarias al rebaño monárquico con el señuelo de `elecciones parlamentarias', entre otras tretas. Por fin, hacemos un llamado especial a las fuerzas parlamentarias y a las demás fuerzas patrióticas, democráticas y de izquierda a estar al tanto de tales conspiraciones y a levantar una tempestad nacional de movimientos de masas unificados sobre la base de un programa mínimo común de una república democrática.

"A continuación presentamos las consignas inmediatas para el movimiento de masas unificado:

  • ¡Abolir la monarquía autocrática compradora! ¡Establecer una república democrática!
  • ¡Disolver el mercenario y lacayo ejército real! ¡Construir un ejército nacional propopular!
  • ¡Organizar la conferencia de mesa redonda, gobierno interino y elección de una asamblea constituyente!
  • ¡Garantizar los derechos a la autodeterminación y el gobierno autónomo de las nacionalidades y regiones oprimidas!
  • ¡Garantizar los derechos especiales de las mujeres y dalits en el Estado y las demás esferas!
  • ¡Llevar a cabo la reforma agraria revolucionaria! ¡Aplicar una política nacional de industrialización!
  • ¡Garantizar el derecho fundamental universal a la educación, servicios médicos y empleo!
  • ¡Castigar severamente a los asesinos de masas, violadores y violadores de derechos humanos!
  • ¡Abrogar todos los tratados desiguales! ¡Liberar al país de toda ayuda e ingerencia militar!"

Por el gran odio de las masas a la monarquía y la mayor presión a los dirigentes de los partidos parlamentarios a sumarse a un movimiento de masas unificado con las fuerzas revolucionarias contra la monarquía autocrática, se espera que sea histórico el bandh nacional del 6 al 8 de abril.

Respuesta positiva del PCN (Maoísta) a iniciativa de Kofi Annan

El PCN (Maoísta) ha respondido de manera positiva al comunicado público que lanzó el 23 de marzo la oficina del secretario general de la ONU, Kofi Annan, al efecto de encontrar una solución política positiva a la guerra civil en marcha en Nepal mediante negociaciones con todos los interesados. El Presidente Prachanda del PCN (Maoísta) lanzó el siguiente comunicado el 25 de marzo:

"Nuestro Partido acoge con entusiasmo el reciente llamado de Kofi Annan, secretario general de la ONU, a resolver la actual guerra civil en Nepal por medios pacíficos y considera que por la sentida preocupación que expresa, representa una iniciativa responsable de la comunidad internacional. Dadas las intrigas y engaños que exhibió el viejo Estado de Nepal basado en la autocracia feudal durante la última ronda de negociaciones con nuestro Partido, proponemos que la ONU actúe como mediador en las negociaciones. Lo principal que está en juego en la actual guerra civil es si se le concederá al pueblo el derecho a determinar el futuro del país. El viejo Estado quiere dejar los derechos de Estado soberano del pueblo en manos del rey feudal tal como en la edad medieval y nuestro Partido quiere institucionalizar concretamente ese derecho fundamental del pueblo. Nuestra posición y nuestro compromiso para con la conferencia política de mesa redonda, gobierno interino y elección de una asamblea constituyente reflejan claramente esa realidad. La Guerra Popular se libra como forma de rebelión contra la masacre, terror y atrocidades cometidos contra el pueblo por el `ejército real', tradicionalmente leal a la dictadura real feudal. Lo fundamental es crear un ambiente que propicie la toma libre de decisiones sobre el tipo de Estado que quiere establecer el pueblo en el siglo 20, lo que resolverá pacíficamente la actual guerra civil nepalesa. La dictadura feudal del viejo Estado se ha opuesto férreamente a este método democrático unánime. Ante la obstinación del Estado, nuestro Partido considera que es necesario pedir que la ONU actúe como mediador para garantizar el derecho soberano del pueblo. Es obvio que con la creación de un ambiente en que el pueblo pueda ejercer libremente su voluntad, se encontrará una solución pacífica a la rebelión y derrame de sangre. Por tanto, nuestro Partido de nuevo llama a todas las fuerzas democráticas propopulares de dentro y fuera del país a tomar la iniciativa y acelerar el proceso. Si el viejo Estado sigue pisoteando al pueblo por medio de la fuerza militar, la Guerra Popular continuará hasta que destruya completamente al viejo Estado".

Inútil que gobierno real encubre abusos de derechos humanos

Ante fuertes críticas de la comunidad internacional por sus graves violaciones de derechos humanos y descarados crímenes de guerra, el gobierno real lanzó otra campaña de engaños y mentiras para tapar sus horrendos crímenes de lesa humanidad. Cuando prominentes miembros de los centros de poder internacional amenazaron con declararlo un "Estado fallido" en la reciente reunión de la UNCHR en Ginebra, los propagandistas del genocida gobierno real se pusieron a engañar a la comunidad internacional de derechos humanos y el 26 de marzo, el títere y miembro del parlamento, Surya B. Thapa, anunció un "Documento de Compromiso" de 25 puntos.

Como se informó en Ginebra, el ministro de Relaciones Exteriores títere, Bhek B. Thapa, tapó desvergonzadamente los horrendos crímenes de genocidio, desapariciones, muertes en encuentros simulados, brutal tortura y violaciones bajo custodia, etc., el documento de 25 puntos divulgado por Surya B. Thapa representa descarados engaños, dobleces y maquillaje. Puede que a la comunidad internacional de derechos humanos le parezca lógico e inofensivo el "compromiso" de 25 puntos, pero quien conozca de primera mano a Nepal sabe que tales palabras huecas no llevarán a proteger los derechos humanos básicos de los miles de combatientes revolucionarios y masas básicas que sufren bajo la dictadura fascista del ejército real. Como el ejército real ejerce el verdadero poder del viejo Estado monárquico y no reconoce ni leyes ni constitución, la autoridad civil busca con palabras pías calmar a la opinión pública.

Entre tanto, los verdugos del Ejército Real de Nepal (ERN) siguen sin parar masacrando a diario a docenas de personas no armadas en encuentros simulados. Mediante la "campaña de cerco y aniquilamiento", los mercenarios reales han venido matado a masas no armadas y activistas políticos detenidos si detectan la más mínima relación con el PCN (Maoísta). Con total impunidad, han desaparecido a miles de detenidos. Son horrorosas las historias de los miles de prisioneros de guerra en los campamentos de detención del ERN. Así, el "compromiso" del gobierno real a los derechos humanos no tiene ningún peso práctico salvo engañar a los ingenuos.

Además, algunos organismos de inteligencia y medios informativos con motivos ocultos han lanzado una vil campaña contra las fuerzas revolucionarias, sobre todo acerca del reclutamiento de "soldados niños" en la Guerra Popular. Tal afirmación no tiene fundamento, como hemos dicho una y otra vez. Un movimiento revolucionario comprometido a una ideología científica y progresista jamás contempla el secuestro de escolares inocentes ni los usa como carne de cañón en una guerra popular.

En un comunicado reciente, el Presidente Prachanda detalló el respeto del Partido a todos los convenios internacionales sobre derechos humanos e invitó a la ONU y a otros organismos neutrales a monitorear la actual situación de la guerra civil en el país.

Sale "The Worker", No. 9

En febrero de 2004, salió el número 9 de The Worker, órgano del PCN (Maoísta), con motivo del noveno aniversario de la Guerra Popular.

El número destaca unos artículos importantes sobre el Estado y la democracia, de altos líderes del Partido, sobre todo el Presidente Prachanda. En el artículo "Sobre el Estado y la democracia", el Presidente Prachanda explica la base teórica de la posición marxista sobre el Estado y la democracia y llama a desarrollarla de acuerdo a las necesidades de la revolución proletaria en la situación actual.

En el artículo "Acerca de la construcción de un Estado de nuevo tipo", el Camarada Baburam Bhattarai resume la historia del desarrollo del análisis marxista-leninista-maoísta sobre el Estado en el movimiento comunista internacional y traza los elementos básicos de un Estado proletario de nuevo tipo a la luz de las experiencias de la revolución y la contrarrevolución en los últimos 150 años.

Después de su muy aclamado artículo, "Las participación de las mujeres en el Ejército Popular", aparecido en el número anterior, sobre las líderes en el Partido, la Camarada Parvati analiza los problemas de las guerrilleras en la Guerra Popular y la importancia estratégica de la participación de las mujeres en el Ejército Popular.

Además, aparece un documento importante, "La situación actual y nuestras tareas históricas", adoptado por el Comité Central del Partido para el amplio debate dentro y fuera del Partido, sobre el desarrollo de la democracia en el siglo 21.

Y, las secciones de siempre, "Editorial", "Informe del campo de batalla", "Noticias y panorama", y una nueva, "Reseña de libros", harán del número 9 un herramienta útil para las masas de habla inglesa.

El número 10 saldrá con motivo del décimo aniversario de la Guerra Popular. Se solicitan artículos de los partidos y organizaciones fraternos.

Publicado por: Departamento Internacional, Partido Comunista de Nepal (Maoísta).
correos electrónicos:

inf_bulletin@yahoo.com

inf_bulletin@hotmail.com