¡Viva el marxismo-leninismo-maoísmo y el camino Prachanda!
BOLETÍN INFORMATIVO MAOÍSTA N° 3
[Boletín informativo ocasional del Partido Comunista de Nepal (Maoísta), abril de 2002]

Nota: El "bandh" (paro general) de cinco días se pospuso para el 23-27 de abril de 2002 (Baishakh 10-14 de 2059 [según el calendario nepalés])

Declaración del Presidente Prachanda sobre la actual situación política

El Presidente Prachanda ha emitido un comunicado de prensa que aborda varios asuntos actuales. El texto de la declaración, publicada el 27 de marzo de 2002, es el siguiente:

"Como es bien conocido, nuestro Partido declaró públicamente hace dos semanas nuestra disposición a ir a la mesa de negociaciones y a un cese el fuego si se propicia un ambiente favorable para dar una solución política positiva a los actuales problemas que enfrenta el país. Consciente de la seria responsabilidad hacia el país y el pueblo, el Partido ha hecho un llamado a todas las fuerzas políticas, intelectuales y masas en general a crear tal clima favorable.

Nuestro Partido ha valorado en alto grado la iniciativa tomada por todas las fuerzas democráticas, personalidades intelectuales y masas en general de crear tal ambiente favorable, después de aceptar muy positivamente nuestro llamado. Sin embargo, la camarilla del criminal de palacio, Gyanendra, y su vil lacayo Sher Bahadur Deuba, que ha desplegado el terror del ejército real contra el país y el pueblo a favor de la autocracia feudal, ha respondido a nuestra convocatoria con más masacres atroces y terror. Esta pandilla asesina se ha convertido en vergonzante y está corriendo a Delhi, Londres y Washington para entregar el país a los extranjeros.

Habiendo sido fuertemente golpeados en todos los verdaderos combates con los guerrilleros maoístas, los asnos alquilados de Gyanendra que van a nombre del ejercito real han estado masacrando a las masas nepaleses desarmadas, por docenas todos los días. El genocidio de inocentes trabajadores del aeropuerto de Achham, de trabajadores políticos locales y de masas que asistían a un acto cultural en Gumchal, Rolpa, revela el grado de crueldad, falta de valor y brutalidad del terror militar de la camarilla de Gyanendra. En las dos semanas anteriores, esta pandilla criminal ha atacado descaradamente a periodistas, activistas de derechos humanos y personalidades intelectuales que han estado trabajando imparcialmente por la paz. El atrevido intento de secuestrar y asesinar a Shyam Shrestha, al Dr. Mahesh Maskey y a Pramod Kafle, ha probado ampliamente que ningún nepalés que use su libertad de conciencia en el país está a salvo del terror militar de la pandilla asesina de Gyanendra. Hoy, el régimen de Gyanendra ha sobrepasado las atrocidades de Nadir Shah, asesinado despiadadamente a los activistas políticos desarmados presos y haciéndolos pasar por muertos en combate. El asesinato de cientos de activistas políticos, incluyendo a Ajab Lal Yadav, un camarada responsable de nuestro Partido y popular líder de masas de la comunidad de Madhesi, (y también a cuadros de grupos políticos parlamentarios), ha puesto al descubierto la barbarie medieval del régimen de Gyanendra.

En este contexto está claro que no hay otra alternativa que la resistencia unánime de todo el país al régimen de Gyanendra y sus mercenarios. Nuestra afirmación de que solamente un gobierno interino, una asamblea constituyente y la institucionalización de la república, pueden garantizar la libertad, la paz y el progreso de Nepal y el pueblo nepalés, ha sido confirmada plenamente por los hechos posteriores. Por esto, todos los partidos políticos tanto dentro como fuera del parlamento, organizaciones, personalidades intelectuales y masas en general, deben levantarse de forma unánime. Sin destruir la dictadura militar feudal-fascista, la simple idea de imaginar la paz y el progreso en Nepal o hablar en nombre de cualquier forma de libertad no será más que engañarse uno mismo. Viendo el tope al que han llegado los terroristas militares feudal-fascistas y al mismo tiempo viendo el espíritu de sacrificio, devoción, valentía y martirio desplegado por el pueblo de Nepal contra estos, da lástima que ciertas fuerzas políticas estén tratando de conciliar de nuevo con los asesinos del palacio mediante las dizque reformas constitucionales. La reforma constitucional no es la solución a los actuales problemas afrontados por la sociedad nepalesa, es una necesidad histórica entender esto correctamente.

En este contexto, debemos aclarar una vez más que estamos comprometidos en garantizar la libertad de partidos en el nuevo Estado, que será construido tras la destrucción de la autocracia feudal. El Estado concebido por nosotros no será la dictadura de un solo partido. Se garantizará la libertad de acción de diferentes partidos conforme a sus convicciones ideológicas así como la libertad de contender en elecciones. Sólo las actividades de los elementos que defiendan el feudalismo o promuevan la dominación extranjera serán restringidas. Estamos comprometidos a establecer y desarrollar un sistema democrático popular del siglo veintiuno. Tal sistema democrático no será una imitación mecánica del tipo tradicional y será guiado por las necesidades del pueblo del siglo veintiuno.

Para alcanzar este gran logro, no vemos ninguna razón de porqué sería un problema que otras fuerzas políticas, excepto la camarilla feudal asesina de Gyanendra y sus esbirros, se unan bajo la consigna de un gobierno interino, la convocatoria a una asamblea constitucional y el establecimiento de la república. El gran pueblo nepalés se ha levantado contra el fascismo feudal. Echar agua fría a la rebelión del pueblo sería un gran desacierto histórico. Por ello hemos convocado entusiastamente a todas las fuerzas progresistas y a las masas a construir el nuevo Nepal produciendo un huracán de resistencia contra las fuerzas feudales del asesino Gyanendra y sus esbirros quienes han desatado todo el terror fascista aún cuando se solicitó una solución política pacífica. Después de haber pasado por cuarenta y seis años de resistencia popular, convirtamos la declaración del 'bandh' de cinco días en una lucha por acabar con el terror militar feudal de Gyanendra Shahi, no hay otra alternativa para el pueblo nepalés más que ésta.

No es nuestro propósito crear un obstáculo a la realización de los exámenes del SLC a los jóvenes estudiantes en estos mismos días. Antes bien, convocamos de todo corazón a todos los jóvenes estudiantes a presionar a la administración para posponer los exámenes unas pocas semanas con el fin de entender la necesidad histórica de luchar contra el terror militar feudal que destruye a todo el país, al pueblo y su futuro. La historia está demandando un especial sacrificio de todos nosotros para la liberación de nuestro país y su pueblo. Tenemos confianza en que en vez de presentar los exámenes mientras se escuchan con angustia las noticias diarias del asesinato de nuestros padres, madres, hermanos y hermanas, será mejor hacer los exámenes conforme a la solución de los problemas del país, y confiamos también en que en tal movimiento los estudiantes tomarán la iniciativa acertadamente.

27 de marzo de 2002
Camarada Prachanda
Presidente PCN (Maoísta)

'Bandh' de cinco días para paralizar el viejo Estado

Por primera vez en la historia revolucionaria de Nepal se cumplen cinco consecutivos días de paro general en el 'bandh' (es decir, paro general) del 2 al 6 de abril de 2002. Es de esperar que la huelga política convocada por el PCN (Maoísta) y organizada por el Consejo Popular Revolucionario Unido (CPRU) estremezca las bases mismas del viejo Estado reaccionario y dé paso a un cambio político progresista para resolver los problemas enfrentados por el país y el pueblo.

Hay que señalar que el 'bandh' de dos días, al finalizar la anterior emergencia de tres meses, el 21 y 22 de febrero, fue un gran éxito debido a la extraordinaria respuesta de las masas. Sin embargo, cuando la declaratoria de emergencia fue prolongada por otros tres meses por el Estado reaccionario, fue apenas natural que las fuerzas revolucionarias organizaran una efectiva resistencia de masas al mismo. De ahí que el 26 de febrero, el Partido hizo el llamado al 'bandh' de cinco días.

En el llamado realizado por el Presidente Prachanda el 26 de febrero se resalta la razón que el 'bandh' es la resistencia popular organizada a la dictadura del ejército real y la creación de la presión de masas por un cambio político progresista en el país. El cambio político mínimo buscado de forma inmediata es la formación de un gobierno interino, la elección de una asamblea constituyente y la institucionalización de la república.

Atendiendo el llamado del Partido, el CPRU anunció un programa de lucha de mes y medio de duración culminando con el 'bandh' de cinco días. Según el programa anunciado el 27 de febrero por el camarada Baburam Bhattarai, convocante del CPRU, se lanzó una campaña propagandística desde del 27 febrero al 13 de marzo, una campaña de movilización de masas del 14 al 23 de marzo y un programa de acción de masas del 24 de marzo al 2 de abril, todos los cuales han sido sumamente exitosos.

Cientos de acciones armadas del EPL en todo el país, en las semanas precedentes al 'bandh', prepararon el terreno perfecto para el paro general en el país en la primera semana de abril. Han sido muy difundidas las acciones contra las oficinas y departamentos gubernamentales más notorios. La más efectiva ha sido la acción armada en pleno corazón de la capital del país, Katmandú, donde una bomba acabó con tres guardias de seguridad de seguridad del viejo Estado el 29 de marzo, lo cual ha sacudido a las clases reaccionarias hasta el extremo.

La reaccionaria maquinaria estatal ha lanzado una sucia campaña de desinformación y malinformación para poner a las masas en contra del paro. Particularmente han sido notorios sus intentos de incitar a los estudiantes y a sus acudientes en contra de la posible interrupción de los exámenes de graduación (SLC), los cuales están programados para los mismos días. Ya que el gobierno reaccionario programó deliberadamente los exámenes para que coincidieran con el aniversario del movimiento popular del 6 de abril, ha habido exigencias generalizadas de los estudiantes de posponer los exámenes.

El reaccionario viejo Estado también ha amenazado a los transportadores, a los comerciantes y a otros para que rechacen el llamado al 'bandh'. También ha utilizado la estrategia del garrote y la zanahoria. Sin embargo, dado el genuino propósito democrático expuesto por el llamado del 'bandh' en contra de la dictadura militar real, el pueblo en general parece resuelto a hacer del 'bandh' un gran éxito y a rechazar a los partidarios del viejo Estado reaccionario.

El gran éxito del primer 'bandh' de cinco días debe ser el comienzo del fin de la dictadura militar real impuesta en el país por la camarilla asesina de Gyanendra.

El ejército real intensifica su campaña genocida

Mortalmente herido por el heroico Ejército Popular de Liberación (EPL) en el último enfrentamiento de verdad en Achham, el 17 de febrero, el reaccionario Ejército Real de Nepal (ERN) ha incrementado en las últimas semanas su campaña genocida contra las masas desarmadas en diferentes partes del país. Como si se tratara de cumplir una cuota diaria predeterminada de sacrificio humano, un promedio de más de dos docenas de personas por día han sido brutalmente masacradas por el ERN, y todas en falsos enfrentamientos. Y las brutalidades de incendiar aldeas enteras, violaciones masivas de mujeres, tortura y asesinato de prisioneros, han alcanzado proporciones hitlerianas.

Entre el 16 y el 17 de marzo, el ERN dijo haber destruido un campamento del EPL en Gumchal, Rolpa, y matado a 69 personas. Pero en realidad, los mercenarios del ERN habían asesinado brutalmente a las masas reunidas en un evento cultural. No hubo indicios de que hubiera un campamento del EPL en el sitio señalado. La organización local del Partido ha retado a las organizaciones internacionales de derechos humanos a visitar el sitio y verificar las afirmaciones de los asesinos del ERN.

Igualmente, en la última semana de febrero el ERN prendió fuego a 16 casas de campesinos locales en Kotwada, distrito de Kalikot, quemando vivas a 22 personas. De estas, cuatro eran trabajadores del aeropuerto de Dhading, cerca a Katmandú. Durante el mismo frenesí enfermizo tras la aplastante derrota a manos del EPL en Achham, el ERN incendió las casas de los campesinos en los caseríos (cerca de 100 casas en cada uno) del VDC [Consejo Distrital de Aldea] Nalkot en Kalikot, causando profundo daño a la vida y la propiedad de las masas inocentes.

También se ha descubierto que más de una docena de personas sordas, mudas y ciegas han sido brutalmente asesinadas por el ERN en los dizque "enfrentamientos". Por ejemplo, el "terrorista" asesinado por el ERN el 29 de diciembre en Budhagaon, Rolpa, era una persona muda llamada Dalu Gharti.

Hasta el momento cientos de prisioneros han sido llevados a selvas remotas y fusilados en supuestos enfrentamientos. El caso de Gyam Prasad Chalise, un ex líder estudiantil y miembro del Buró Regional Occidental del Partido, ilustra ampliamente esto. El fue capturado por el ERN en Prem Nagar en el distrito de Banke el pasado 10 de diciembre, según reconocen en el boletín de prensa publicado por ellos mismos, pero fue fusilado en la selva de Raja, en el distrito de Bardiya, el 9 de febrero en un supuesto 'enfrentamiento'.

Por el contrario, los boletines del ERN y los medios de comunicación reaccionarios han estado ocultando notablemente las cifras de bajas en el ERN en los enfrentamientos verdaderos. En los primeros tres meses de la declaratoria del estado de emergencia, cerca de 400 soldados y oficiales del ERN en la región Occidental y 100 en cada una de las regiones Central y Oriental fueron aniquilados por el EPL, algo que nunca ha sido admitido por los reaccionarios.

Es de subrayar que el ERN hasta ahora ha estado en gran medida confinado a los distritos donde están las principales bases de apoyo revolucionarias. De ahí que la campaña genocida del ERN se ha circunscrito a los alrededores de las capitales de distrito y a la llanura.

Crecen las contradicciones en el seno de las clases dominantes

Las fuertes contradicciones entre las diferentes facciones de las reaccionarias clases dominantes se han agudizado más en los últimos días con la intensificación de la lucha de clases revolucionaria en el país. Como es bien sabido, éstas vienen desde hace mucho tiempo. Además de la contradicción entre la facción monárquica y parlamentaria, éstas están subdivididas en facciones pro-India y pro-yanqui. Aunque se vieron obligados a mantener una fachada de unidad contra la amenaza común de la inminente revolución popular, luego de la declaratoria del estado de emergencia desde noviembre de 2001 sus contradicciones inherentes están estallando a pedazos ante el rápido avance de la guerra popular revolucionaria en las recientes semanas. El 'bandh' de 5 días de duración a partir del 2 de abril parece que va a acelerar más este proceso.

Mientras escribíamos estas líneas (el 31 de marzo), el auto-proclamado 'rey' Gyanendra en flagrante violación de la práctica normal de una monarquía constitucional, está haciendo una visita sorpresa a las más importantes zonas de guerra en la región Occidental junto con el Comandante en Jefe del ERN, Prajjwal SJB Rana, su conocido esbirro. Y hay fuertes rumores de que es un preludio de la toma directa del poder por parte de Gyanendra, o alguna otra medida drástica como una masiva campaña genocida bajo su mando directo, para mostrar "algunos resultados" a sus amos extranjeros. Antes de esto, el 27 de marzo el jefe del ERN, Rana, armó un escándalo político al acusar públicamente a los partidos políticos parlamentarios de precipitar la actual crisis del país debido a su 'mal gobierno' durante años y por no cooperar suficientemente con el ERN en sus actuales campañas militares contra las fuerzas revolucionarias.

Incluso antes de esto, Gyanendra había anunciado, a través de sus secuaces en los medios de comunicación, que él estaba preparado para celebrar un referendo nacional sobre la cuestión de una asamblea constituyente (como lo demandan las fuerzas revolucionarias) o para reformas constitucionales (como lo proponen los partidos parlamentarios). Este fue un claro intento de ampliar la brecha entre las fuerzas parlamentarias y las revolucionarias y concentrar en sus manos los poderes políticos, lo cual fue inmediatamente rechazado y denunciado por todas las fuerzas políticas.

Sin embargo, el que Gyanendra asuma o no el control directo del poder del Estado, es un asunto meramente legal e intrascendente. Como ha sido subrayado por nuestro Partido, el poder del viejo Estado en el país está prácticamente concentrado en las manos asesinas de la pandilla Gyanendra-Paras desde la vergonzosa masacre de palacio del 1º de junio de 2001. El parlamento y los partidos parlamentarios, han sido una mera hoja de parra para ocultar la dictadura del ejército real encabezada por Gyanendra. Esto se demostró más allá de toda duda cuando, el 20 de febrero, Gyanendra les ordenó a todos los partidos parlamentarios, incluyendo al principal opositor UML, poner el sello de aprobación del ineficaz parlamento a su declaratoria del estado de emergencia y a la virtual suspensión de la Constitución, con la abierta amenaza de encarcelarlos a todos ellos por cargos de corrupción.

Entretanto, ha habido serias divisiones dentro del gobernante Partido del Congreso Nepalés y del partido de oposición parlamentaria UML, sobre la cuestión de extender el apoyo a la dictadura monárquica ya que facciones pro-yanquis de esos grupos han estado apoyando abiertamente la dictadura, mientras que las facciones pro-India parecen ser más reticentes a esto. Sin embargo, nuestro Partido ha tomado la responsable iniciativa de convocar a todas las fuerzas progresistas, democráticas y de izquierda para la lucha unida en contra de la dictadura militar real y de construir un amplio consenso a favor de un gobierno interino y de la elección de una asamblea constituyente para institucionalizar la república.

La fracasada visita de Deuba a la India

La tan promocionada visita a la India del 20 al 25 de marzo de Sher Bahadur Deuba, un fiel secuaz de Gyanendra e hijo adoptivo del imperialismo norteamericano, ha sido un gran fracaso. En cumplimiento de la vieja práctica de los reaccionarios gobernantes nepaleses de buscar la bendición material y espiritual de su contraparte del sur para preservar su tambaleante trono, Deuba fue a la India con un llamado de auxilio en contra del avance revolucionario de la guerra popular, clamando por abundante ayuda militar y financiera. Pero aparte de sus usuales protocolos diplomáticos y algunas duras negociaciones sobre ayuda militar directa, Deuba no tuvo mucho que mostrar a su regreso vía Calcuta, donde fue a aprender algunos secretos de los 'camaradas' del PCM [el partido "comunista"gobernante en ese estado de la India] sobre el cruel aplastamiento del movimiento de Naxalbari.

Dos cosas parecen haberle aguado la jugada a Deuba en su ambiciosa misión a la India. Primero, la pandilla asesina de Gyanendra-Deuba se jugó demasiado, y muy rápido, su carta norteamericana. Poco antes de su visita, esta pandilla había inventado una ridícula teoría de que la guerra popular revolucionaria en Nepal era atizada desde la India, y que el gobierno indio estaba moralmente obligado a aplastarla militarmente, de acuerdo con la nueva lógica de guerra del imperialismo norteamericano tras el 11 de septiembre. El "lobby" [lamboneo] pro-occidental de las clases dominantes y los medios de comunicación habían hecho una alharaca histérica con esta inventada lógica. Esto fue básicamente planeado por los consejeros de Occidente del régimen para crear una fisura permanente entre la India y China a causa de Nepal y justificar el despliegue de tropas yanquis 'neutrales' en Nepal para atajar a los 'terroristas' maoístas. Es digno de atención que tras la primera y única visita a Nepal del Secretario de Estado norteamericano (Collin Powell) el pasado enero, los EE.UU. ya anunciaron la asignación de 200 millones de dólares en ayuda militar contra la guerra popular revolucionaria, y se habla de planes para mantener de forma permanente tropas yanquis en Nepal. El objetivo estratégico norteamericano de mantener vigilada tanto a China como a la India a través de este proyecto, debe ser evidente para todo el mundo. A pesar de su reciente inclinación pro-EE.UU., las clases dominantes indias, que tradicionalmente han reclamado su dominio estratégico en la región del Sur de Asia, incluyendo Nepal, no podían tomar con mucho agrado esta abierta intrusión del imperialismo norteamericano. De ahí que, como se supo, las clases dominantes indias le apretaron las clavijas cortésmente a Deuba por su abierto activismo pro-yanqui y le hicieron comprar equipo militar (y entrenamiento) indio con los recientemente obtenidos dólares americanos. Por supuesto, al insignificante lacayo deben haberle ofrecido algún otro consuelo.

En segundo lugar, dado el creciente apoyo entre las masas y fuerzas democráticas indias al movimiento democrático popular nepalés, y al casi seguro colapso del odiado régimen de Gyanendra-Deuba en el futuro inmediato, las clases dominantes indias no quieren arriesgar sus apuestas en caballos perdedores. Así, a Deuba se le hizo aceptar términos más humillantes para demostrar su lealtad ante las clases dominantes indias, a cambio de más ayuda militar y de otro tipo.

Entretanto, Deuba fue recibido con banderas negras [una expresión de repudio y desprecio en Nepal] por cientos de trabajadores emigrantes nepaleses en Nueva Delhi, y su efigie fue quemada en muchos lugares. En un seminario masivamente concurrido en la Universidad Jawaharlal Nehru, organizado por los estudiantes nepaleses en la India, varios reconocidos académicos tanto de Nepal como de India tuvieron animadas discusiones sobre "La actual situación política en Nepal y el papel de las fuerzas internacionales" y sugirieron a los gobernantes indios dejar de sobornar a la autocracia monárquica en Nepal para establecer unas armoniosas relaciones indo-nepalesas.

Diplomático norteamericano lanza torpes comentarios

Como un indicativo del aumento de la interferencia norteamericana en el proceso de democratización en marcha en Nepal, un veterano ex-diplomático norteamericano, Peter Burley, quien ha sido embajador en Sri Lanka, Representante Permanente ante la ONU, Cónsul General en Calcuta y Voluntario de los Cuerpos de Paz en Nepal en los años sesenta, ha armado un escándalo político al hacer comentarios groseros y sin fundamento contra la guerra popular revolucionaria.

Al mismo tiempo que no se molesta por visitar los innumerables campos de matanza del ERN ni se inmuta contra las diarias masacres de docenas de masas desarmadas y activistas políticos a manos del ERN, éste vocero no oficial del imperialismo yanqui visitó recientemente la capital de distrito de Achham, donde el ERN fue aplastado por el EPL el 17 de febrero, y lanzó una perorata contra las fuerzas revolucionarias. Sobrepasando incluso a los reaccionarios gobernantes de Nepal, se atrevió a igualar al PCN (Maoísta) con los terroristas talibán y de Al Qaida y clamó por una represalia contrarrevolucionaria contra los maoístas.

Posteriormente, en una entrevista a un periódico quincenal nepalés, Nepal (14-28 de marzo de 2002), acusó histéricamente a los dirigentes de nuestro Partido de estar refugiados en la India y le exigió al gobierno indio su inmediato arresto y extradición a Nepal. Burley también hizo alusión a las intenciones del imperialismo yanqui de mantener una futura base militar en Nepal y buscó provocar a la India contra la revolución democrático- popular nepalesa.

La perorata de Burley contra el movimiento revolucionario popular nepalés, ha sido ampliamente rechazada y condenada por las fuerzas políticas patrióticas y democráticas y por las masas en general. Igualmente, sus provocadores comentarios contra la India y su alusión a una más directa intervención norteamericana en Nepal, son vistas como señal del cambio en las ecuaciones estratégicas en la Región del Himalaya.

Nuestro Partido rechaza sin ambages y condena con merecido desprecio las acusaciones sin fundamento hechas por Burley, y alerta a todas las fuerzas patrióticas, democráticas y de izquierda de la región para combatir unidas contra la dominación imperialista de EEUU en el Sur de Asia.

No hay riesgo para los turistas extranjeros

Quizás aterrorizados por su propia conciencia de culpa, el Departamento de Estado de EE.UU. ha ordenado recientemente a sus ciudadanos no viajar a Nepal. Este es un intento del superpolicía del planeta por tergiversar las distintas credenciales políticas democráticas y progresistas, presentándolas como 'terrorismo' a las amplias masas del mundo occidental.

Sin embargo, cualquier observador serio de los últimos seis años de la Guerra Popular en Nepal, constatará que no ha habido ni un solo incidente donde nuestras guerrillas populares hayan tomado a algún turista extranjero como blanco de ataque. Tal cosa iría contra el carácter y compromiso internacionalistas proletarios de nuestro movimiento político. Por lo tanto, no hay razón para que los turistas extranjeros se sientan amenazados por nuestro movimiento, ni en Nepal ni en ninguna otra parte.

Sin embargo, se les aconseja a los turistas extranjeros no estar en los momentos y lugares de los enfrentamientos militares entre el EPL y el ERN para evitar que queden atrapados en el fuego cruzado, y en particular se les solicita no hacer uso de los servicios de turismo ofrecidos por las archi-reaccionarias familias Shah y Rana, quienes monopolizan los negocios de turismo de primera categoría. Esto es exactamente lo que aclara y solicita la 'Carta Abierta' del 15 de marzo de 2002 a los turistas extranjeros, emitida por el camarada Baburam Bhattarai, Presidente del CPRU y Responsable del Departamento Internacional del PCN (Maoísta).

Sobre la posición ideológica y política fundamental del movimiento, la Carta Abierta dice: "En cuanto a las falsas acusaciones de inclinaciones xenofóbicas y preferencia de un sistema político cerrado por parte nuestra, eso es otro ejemplo de la siniestra y deliberada campaña de desinformación lanzada por las fuerzas contra-revolucionarias. Por convicción ideológica, nosotros estamos por la eliminación de todas las fronteras entre los Estados y las naciones y por la creación de una comunidad global de seres humanos sin Estados ni clases sociales. Mientras que por el contrario, los farsantes partidarios de la 'globalización' del capital, están rabiosamente en contra de la globalización del trabajo, y por tanto en esencia, en contra de la auténtica globalización completa. Por tanto, los turistas extranjeros son bienvenidos en el país y lo serán en el futuro también."

Al advertir a los turistas sobre los períodos específicos del 'bandh', la Carta Abierta concluye: "-en vista del 'bandh' (i.e. paro general) de cinco días del 2 al 6 de abril de 2002, y la consiguiente pesada atmósfera de los días posteriores, a los turistas extranjeros se les aconseja posponer su itinerario en este periodo. Lamentamos los inconvenientes que esto pueda causarles."

Publicado y editado por el Departamento Internacional del PCN(Maoísta)
Edición en español por el Comité de Propaganda del Grupo Comunista Revolucionario de Colombia