¡Viva el marxismo-leninismo-maoísmo y el camino Prachanda!
BOLETÍN INFORMATIVO MAOÍSTA N° 2
[Boletín informativo ocasional del Partido Comunista de Nepal (Maoísta), enero de 2002]

Reunión del Comité Permanente del PCN (Maoísta)

El Comité Permanente del Buró Político del PCN (Maoísta), la más alta instancia de orientación del Partido, se ha reunido recientemente para evaluar la situación después de la declaración del estado de emergencia y el despliegue del ejercito real por parte del Estado reaccionario, y aprobó importantes resoluciones. La reunión adoptó "Una Breve Resolución Sobre la Situación Actual" presentada por el Presidente Prachanda, la cual presenta una evaluación sucinta de la actual situación internacional y nacional y proporciona orientaciones concretas para el futuro curso de la acción de las fuerzas revolucionarias. Observando la situación internacional, particularmente los recientes acontecimientos en el Sur de Asia, la resolución indica:

"Ahora es claro que la brutal agresión en Afganistán fue, objetiva y definitivamente, parte de la grotesca estrategia del imperialismo norteamericano para establecer una fuerte base militar allí y llevar a cabo su saqueo y hegemonía en el Sur de Asia. El imperialismo occidental con el pretexto de la guerra contra el terrorismo, está moviéndose descaradamente dentro de su 'plan maestro' de aplastar cruelmente el derecho a rebelarse ejercido por las masas oprimidas del Sur de Asia. Atrapadas en el pantano de odio, ira y rebelión de las masas, las clases dominantes de todos los países de esta región, están practicando el sucio juego de asegurar su propia supervivencia en contra de las masas, bailando en abyecta sumisión al son del imperialismo". Resaltando la importancia de la ideología marxista-leninista-maoísta y el Partido para dirigir la lucha contra el imperialismo y la reacción, la resolución agrega: "La experiencia demuestra una vez más al mundo la verdad científica de que salvo el liderato del proletariado y la estrategia de la guerra popular, ningún otro método puede asegurar una resistencia efectiva contra el imperialismo y sus reaccionarios lacayos, ni liberar al pueblo. Los actuales acontecimientos en el siglo XXI, validan totalmente la afirmación marxista-leninista-maoísta de que ni el fundamentalismo religioso ni el estrecho nacionalismo pueden de ninguna forma canalizar el inmenso potencial de rebelión inherente de las masas en contra de la dominación imperialista".

Haciendo un análisis objetivo de la situación nacional luego de la declaración del llamado estado de emergencia, la resolución dice: "Inmediatamente después de la declaratoria de emergencia, el 'gobierno' de Deuba, un simple cortesano de la camarilla de Gyanendra, trató de 'demostrar' la fuerza de su Estado y ejército pisoteando con sus botas fascistas hasta el derecho a la información del pueblo y desencadenando su amañada, falsa, agresiva y consumada guerra de propaganda, y a través de una escalada de arrestos, masacres y terror en las zonas urbanas y más accesibles del país. Sin embargo, en un abrir y cerrar de ojos la torre de marfil de su guerra de propaganda empezó a desmoronarse bajo la embestida del poder de la verdad. Su falsa propaganda de hacer pasar la masacre de masas inocentes y desarmadas como de 'terroristas' dados de baja en 'enfrentamientos' con los maoístas, está siendo desenmascarada. Entretanto, las actividades generales militares y no militares del pueblo han demostrado ampliamente que en su verdadera práctica de la guerra, el ejército reaccionario ha sido forzado a una actitud defensiva. A pesar de su estrategia de cerco y aniquilamiento en determinadas zonas, el ejercito real se está desmoralizando ante el heroísmo y eficiencia de combate del Ejercito Popular de Liberación (EPL). Existen suficientes indicios de que su tal estado de emergencia se está convirtiendo en un verdadero golpe de gracia al Estado reaccionario sumido en el vórtice de una severa crisis económica. Ahora, la realidad del intento de la camarilla asesina de Gyanendra por imponer su dominio autocrático a través de la emergencia en el país mediante la represión y la conspiración incluso contra parlamentarios, está poco a poco alcanzando a los grupos políticos parlamentarios. El memorando de los parlamentarios, la palabrería de 'amplia unidad democrática' y la intensificación del faccionalismo incluso dentro del Partido del Congreso Nepalés, son manifestaciones de estas contradicciones.... La secuencia de acontecimientos testifica que prevalece una situación de especial equilibrio entre las fuerzas de la revolución y las de la contrarrevolución".

Trazando a partir de esto la línea táctica inmediata, la resolución plantea: "En esta situación, basados en el principio maoísta de identificar y manejar correctamente las contradicciones, debemos hacer de la camarilla de Gyanendra y su estado de emergencia nuestro blanco de ataque. De acuerdo con el cambio de condiciones, tenemos que tratar de tener una directa o indirecta, abierta o secreta interacción, acción conjunta, entendimiento, unidad táctica o cualquier otra cosa que sea posible, con todos aquellos grupos políticos, individuos u organizaciones, tanto dentro como fuera del parlamento, que tengan una mínima contradicción con el estado de emergencia y con la camarilla de Gyanendra".

En consecuencia, el Comité Permanente del Partido ha esbozado una serie de programas de acciones militares y no militares y propone las siguientes consignas inmediatas:

¡Abajo la asesina camarilla feudal de Gyanendra!

¡Abajo la coalición Gyanendra-Deuba!

¡Derogar el estado de emergencia! ¡Acabar el régimen militar!

¡Abolir las leyes represivas! ¡Garantizar los derechos fundamentales del pueblo!

¡Revocar la constitución reaccionaria! ¡Por la elección de una asamblea constituyente!

¡Por la autonomía regional y nacional! ¡Garantizar el derecho a la autodeterminación!

¡Detener la intervención extranjera! ¡Abolir los tratados desiguales, incluyendo el tratado de 1950!

¡Abajo el feudalismo, el imperialismo y el expansionismo! ¡Viva la Revolución de Nueva Democracia!

¡Gloria a la grandiosa Guerra Popular!

¡Viva el Ejército Popular de Liberación!

¡Viva el Consejo Popular Revolucionario Unido!

¡Enarbolar el marxismo-leninismo-maoísmo y el camino Prachanda!

¡Obreros del mundo, uníos!

¡Viva el Partido Comunista de Nepal (Maoísta)!

El Consejo Popular Revolucionario Unido lanza programa de acción

El Consejo Popular Revolucionario Unido (CPRU), el frente único revolucionario liderado por el PCN (Maoísta) y embrión del Comité de Organización del Gobierno Central Popular, ha anunciado un programa de acción de dos meses de duración que culmina en un Bandh (paro general) el 22 y 23 de febrero, encaminado a movilizar a las masas contra el llamado estado de emergencia y la dictadura militar real. En un llamado emitido por el camarada Baburam Bhattarai, Presidente del CPRU, y titulado "Librar la lucha unificada contra la dictadura militar real", el CPRU ha exhortado a todas las fuerzas patrióticas, demócratas y progresistas a combatir unificadamente contra la dictadura militar encabezada por el odiado Gyanendra.

El llamado, distribuido por cientos de miles en todo el país, hace un análisis objetivo de la situación actual y dice: "En el contexto de la específica correlación política de fuerzas actual y la posibilidad de una intervención militar extranjera imperialista y expansionista, nosotros, con pleno sentido de responsabilidad, estimamos imperativo construir una amplia unidad democrática nacional para aplastar esta fascista y antinacional dictadura militar real e institucionalizar en el país una forma de Estado de república. Esto ha demostrado una vez más que mientras la falsa 'monarquía' y el ejército real bajo su mando se mantengan en el país, es imposible salvaguardar los derechos fundamentales y políticos del pueblo y alcanzar una verdadera soberanía e independencia del país. Por lo tanto, se ha convertido en tarea política inmediata institucionalizar la república y redactar una nueva constitución por representantes elegidos del pueblo. Para esto es esencial tener diferentes tipos de diálogos, acuerdos, unidad táctica o frente unido o lo que sea viable, entre las diferentes fuerzas sobre la base de un programa mínimo y consignas comunes, y lanzar la lucha, de manera unificada o por separado, contra el llamado estado de emergencia, las medidas represivas y el despliegue del ejército real. En nombre del CPRU, hacemos un fervoroso llamado a todos a hacer lo mismo".

Para movilizar a todos los sectores de las masas hacia este propósito, se han propuesto las siguientes consignas inmediatas:

1. ¡Poner fin inmediatamente al llamado estado de emergencia; detener el despliegue del ejército real!

2. ¡Derogar el llamado estatuto antiterrorista; parar el terror reaccionario en todo el país!

3. ¡Disolver el gobierno y la constitución actuales; establecer un gobierno interino y convocar a elecciones para una asamblea constituyente!

4. ¡Garantizar todos los derechos fundamentales del pueblo; restaurar la libertad de expresión y de publicaciones!

5. ¡Defender el derecho a la autodeterminación; implementar la autonomía nacional y regional!

6. ¡Llevar a cabo una reforma agraria revolucionaria; imponer el principio de "tierra para el que la trabaja"!

7. ¡Parar todo tipo de injusticias y atrocidades contra la mujer; conceder derechos de propiedad a las hijas en iguales condiciones que a los hijos!

8. ¡Poner fin a toda discriminación contra los dalits; erradicar el sistema de intocables!

9. ¡Detener la mercantilización de la educación; educación gratuita y de calidad para todos!

10. ¡Garantizar empleo a todos dentro del país; asistencia inmediata a los desempleados!

11. ¡Promover la industria y el comercio nacionales; nacionalizar el capital burocrático y comprador!

12. ¡Abolir los tratados desiguales incluido el Tratado de 1950; parar las intervenciones imperialista y expansionista!

El programa de acción de dos meses lanzado por el CPRU es el siguiente:

1. Dic. 30 a Ene. 8: Campaña de publicidad (volantes, afiches, pintas, etc.)

2. Ene. 9 a Ene. 22: Movilización de masas (mítines, conferencias, reuniones, marchas con antorchas, etc.)

3. Ene. 23 a Feb. 6: Acciones de masas (en apoyo a las demandas de los campesinos, mujeres, estudiantes, dalits y otros).

4. Feb. 7 a Feb.21: Paro en las zonas autónomas.

5. Feb. 22 y 23: Paro general nacional (Bandh).

Adicionalmente, el 13 de febrero se realizarán programas especiales para celebrar el 7º aniversario del inicio de la grandiosa Guerra Popular, y del 26 de febrero al 5 de marzo se conmemorará a los mártires.

El ejército real dedicado a cobardes masacres

En dos meses del llamado estado de emergencia y de toma del mando por parte de los militares, el reaccionario ejército real difícilmente puede mostrar algún "éxito" contra la Guerra Popular revolucionaria (GP). Por el contrario, se ha visto obligado a retirarse a los cuarteles de las capitales de distrito ante la firme resistencia de los heroicos combatientes del EPL, y ha tenido que recurrir al asesinato indiscriminado de masas desarmadas para probar su hombría ante sus amos imperialistas y expansionistas. Contrario a lo que dice la dosis diaria de la engañosa propaganda difundida por los medios de comunicación, controlados por el ejército real (¡todos los periódicos están obligados a publicar únicamente la versión del ejército real!), los mercenarios reaccionarios han estado asesinando salvajemente a masas desarmadas y activistas políticos no combatientes principalmente en las capitales de distrito y sus alrededores y en la región de la llanura (Terai) para cumplir su cuota diaria de bajas. Cualquier análisis fiel del patrón de asesinatos de estos carniceros durante los pasados dos meses, confirmaría que estos cobardes, encerrados en los fortificados cuarteles en las capitales de distrito o zonas urbanas, salen en grupos de no menos de trescientos a quinientos, solamente en el día, a zonas vecinas a dos o tres horas a pie, reúnen a las masas indiscriminadamente, detienen a unos cuantos para aniquilarlos y regresan a sus cuarteles antes del anochecer. Este es el patrón de sus llamadas "operaciones de cerco y aniquilamiento". El hecho de que la mayoría de estas masacres han tenido lugar en el Terai en los distritos de Banke, Bardiya, Kailali, Dhanusha etc. y en los alrededores de las capitales de Gorkha, Dailekh, Dadeldhura, Baitadi, Lamjumg y otros, demuestra ampliamente esto.

Debe recordarse que luego de que fracasaran por completo los intentos iniciales de ametrallar y bombardear desde helicópteros, los reaccionarios carniceros han restaurado esta técnica de cobardes masacres. Ya que a los medios independientes y a las organizaciones de derechos humanos se les ha prohibido estrictamente visitar y verificar los sitios de masacres, estos horrendos crímenes de guerra no han podido ser suficientemente desenmascarados. Vale destacar que un reportero del periódico pro-régimen Kantipur fue recientemente arrestado por reportar uno de tales atroces crímenes del ejército real en el distrito de Parbat. Igualmente, un reporte del partido de oposición parlamentaria UML ha corroborado el asesinato de seis activistas del gobernante Partido del Congreso de Nepal a manos del ejército real en el distrito de Rolpa. Aquí no estaría fuera de contexto recomendarle a Amnistía Internacional, que ha hecho alharaca sobre el castigo impartido por las fuerzas revolucionarias a algunos informantes del gobierno directamente involucrados en estos crímenes, que haga seguimiento a estos crímenes de guerra cometidos por el Ejército Real y los denuncie ante la comunidad internacional. Entre tanto, el EPL y las milicias populares han llevado a cabo numerosas emboscadas y acciones militares exitosas en Gorkha, Lamjung, Myagdi, Dailekh, Sindhupalchok y otras zonas, y han frustrado efectivamente los intentos del ejército real de invadir las bases de apoyo revolucionarias. Más aún, un número de audaces ataques sorpresa del EPL contra los puestos del ejército real que custodian las torres de comunicaciones y otras instalaciones, han obligado al ejército real a replegarse a las capitales de distrito o a las grandes áreas urbanas.

El tambaleante régimen busca desesperadamente respaldo en el exterior

La proclamación del estado de emergencia y la imposición de la dictadura militar real ha aumentado los problemas del viejo Estado reaccionario, encabezado por la camarilla Gyanendra-Deuba, en vez de resolverlos. Tras haber destinado la mayor parte del presupuesto nacional a las actividades militares, el viejo Estado avanza rápidamente hacia una total bancarrota económica. Como resultado de esto, la economía ha registrado el crecimiento económico más bajo de los últimos diez años, y el tambaleante régimen busca desesperadamente apoyo de sus amos imperialistas y expansionistas, mientras que por otra parte impone impuestos adicionales al pueblo mediante sus decretos económicos. Además de los cálculos geoestratégicos globales del amo imperialista, la visita por primera vez de un Secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, a Nepal, el 18 y 19 de enero fue principalmente en respuesta a esto. El hecho de que la promocionada visita fuera centrada en torno de los retos impuestos por la revolucionaria Guerra Popular, fue evidente desde antes de que Colin Powell tocara suelo de Nepal. Él no ahorró palabras en expresar su apoyo incondicional al viejo régimen y pontificó sobre la urgente necesidad de exorcizar el fantasma de la inminente revolución comunista, la cual ellos califican absurdamente de "terrorismo". También prometió todo el apoyo militar y económico contra la revolución. Esto, por supuesto, estaba dentro de lo esperado. Lo inesperado, sin embargo, fue la recomendación de Colin Powell al viejo régimen de no prolongar el estado de emergencia y abstenerse de violar los derechos humanos. Sin embargo, el mismo hecho de que el Secretario de Estado norteamericano consideró necesario reunirse con la cúpula militar de Nepal, habla elocuentemente de la primacía de los aspectos militares de la visita. Aunque hasta ahora no ha habido un anuncio formal, es bien sabido que EE.UU. suministrará un substancial apoyo económico y militar que incluye 10 helicópteros ultramodernos para combatir la revolucionaria Guerra Popular en Nepal. Está por verse si el viejo régimen que está derrumbándose rápidamente bajo su propio peso, puede sobrevivir con el apoyo imperialista.

CCOMPOSA llama a la acción unificada

El recientemente conformado Comité de Coordinación de los Partidos y Organizaciones Maoístas del Sur de Asia (CCOMPOSA) ha tomado varias importantes decisiones para combatir unificadamente contra las reaccionarias clases dominantes de esta región. Entre éstas se encuentra el lanzamiento de una campaña en toda la región contra la imposición del estado de emergencia en Nepal y contra la promulgación de la POTO [ley "antiterrorista"] y la proscripción de los partidos y organizaciones revolucionarias en la India [el Partido Comunista de la India (Marxista-Leninista (Guerra Popular) y el Centro Comunista Maoísta]. Para esto se han promovido las siguientes consignas:

1. ¡Abajo el estado de emergencia en Nepal!

2. ¡Levantar la proscripción del PCI (M-L) (GP), el CCM y otras organizaciones en la India!

3. ¡Avanzar la Guerra Popular estableciendo bases de apoyo!

4. ¡Abajo el imperialismo norteamericano y el expansionismo indio!

5. ¡Viva el marxismo-leninismo-maoísmo!

Publicado y editado por el Departamento Internacional del PCN(Maoísta)
Edición en español por el Comité de Propaganda del Grupo Comunista Revolucionario de Colombia