Recibimos una traducción de una circular lanzada por el Partido Comunista de Irán (Marxista-Leninista-Maoísta) a sus partidarios en el extranjero. Están disponibles versiones en persa e inglés. Al final incluimos un llamamiento. – Un Mundo Que Ganar

Sobre la campaņa con motivo del aniversario del 8 de julio

junio de 2003

Camaradas: La realización de manifestaciones en apoyo al movimiento estudiantil en Irán es una de nuestras tareas en el extranjero.

1. Para llevar a cabo esta tarea, pónganse en contacto con las fuerzas de la oposición iraní (con la excepción del grupo Mayoría Fedaiyín, el partido Tudeh, y las fuerzas mujaidines y monárquicas) y pidan su cooperación en torno al “Comité de Apoyo a la Resistencia Estudiantil”. No pierdan tiempo en debates para llegar a un acuerdo consensuado. Dediquen la mayor cantidad de tiempo a hacer contactos con los iraníes que no están afiliados a organizaciones. Pidan que se unan al Comité de Apoyo.... Asistan a reuniones de jóvenes y refugiados para llamarlos a unirse a la lucha, en especial a las actividades del 8 de julio. Vayan a las tiendas, restaurantes y quioscos iraníes y pidan que exhiban el Llamamiento y hagan propaganda de apoyo. Hablen con los ex partidarios de los mujaidines porque muchos de ellos quieren hacer algo pero no tienen cómo.

2. En el trabajo de hacer contactos, háganlo de manera activa, no pasiva: hagan agitación sobre la importancia de apoyar a los estudiantes en lucha y pidan que participen en la campaña de apoyo y asuman las tareas. Pidan que vayan a los campamentos de refugiados y a los centros de reunión de los iraníes y que lleven a algunas personas a las manifestaciones; pidan que se lleven el Llamamiento y lo difundan en su centro de trabajo, universidad o escuela secundaria y que lleven sus colegas y amigos a la manifestación; pidan números telefónicos y direcciones electrónicas para poder volver con ellos e invitarlos a más actividades; tomen parte en las clases de universidad y de escuela secundaria y den explicaciones acerca del movimiento estudiantil en Irán.

Es hora de despertar a muchos jóvenes. No debemos subestimar esta posibilidad. Como en Irán una cantidad impresionante de jóvenes apolíticos se está integrando a la vida política, también es posible despertarlos en el extranjero.

Dondequiera que haya un partidario, él o ella puede organizar un Comité... conformado de personas quienes no son partidarios de nuestro partido y que están dispuestas a aceptar el contenido del Llamamiento.
Los Comités deben celebrar reuniones para debatir y repartir las tareas. Participen en vigorosas discusiones políticas para conocer la situación.

3. Debemos invitar a las fuerzas antiimperialistas de diversos países a participar en la campaña de 8 de julio, ante todo, los camaradas de los partidos y las organizaciones del Movimiento Revolucionario Internacionalista y del Movimiento de Resistencia de los Pueblos del Mundo. Por ejemplo, en Europa debemos ponernos en contacto con los partidarios del Partido Comunista Maoísta y del Centro Maoísta del Partido del TKPML [Partido Comunista de Turquía (Marxista-Leninista)], los Comunistas Revolucionarios de Alemania, los partidarios de Partido Comunista de Nepal (Maoísta) y del Movimiento Popular Perú, los camaradas de Italia, etc.; en los Estados Unidos, con el Brigada de la Juventud Comunista Revolucionaria y la sección juvenil de No En Nuestro Nombre. Aunque sean individuos, los partidarios y los amigos de nuestro partido en los Estados Unidos pueden y deben organizar Comités. Sin duda, los camaradas del Partido Comunista Revolucionario de Estados Unidos darán la bienvenida a este trabajo.

Y debemos ponernos en contacto con fuerzas fuera de nuestro movimiento. Por ejemplo, en Canadá con el Partido Comunista Revolucionario de Canadá y un grupo trotskista que tenía una buena posición sobre el movimiento contra la guerra. Debemos dar una explicación del actual movimiento estudiantil y las formas de apoyar la resistencia.

Las declaraciones del partido están traducidas al inglés y al español. El Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar ha informado a miles de personas con buenos artículos e informes. Así que hay muchas personas en el mundo de las que hacemos parte. Es muy importante movilizar a personas de todo el mundo para tomar partido con la resistencia estudiantil en Irán. Así, los estudiantes tomarán mayor conciencia de que el único aliado de los estudiantes y del pueblo de Irán son los pueblos del mundo. Pueden dar este boletín a los camaradas y amigos en otros países.

4. La forma principal de trabajo de masas donde viven es distribuir en los idiomas de esos países muchos ejemplares de la declaración en muchos lugares. Los jóvenes antiimperialistas de esos países tienen simpatías hacia el movimiento estudiantil en Irán. Y muchas personas esperan recibir un llamamiento. Mientras distribuyen el llamamiento, recaben vigorosamente números telefónicos y direcciones electrónicas para volver con ellos e invitarlos a actividades más unidas.

5. Es esencial llevar a cabo un trabajo incansable y enérgico. No pierdan ninguna oportunidad de llevar a cabo bien las tareas.

6. Ningún camarada debe esperar más instrucciones. Deben usar su propia iniciativa y primero unir a las personas más cercanas y luego comunicarse con fuerzas más amplias para elevar la unidad. Es importante cumplir estas tareas rápidamente. No olviden que las valientes acciones de sólo 20 estudiantes prendieron el movimiento político nacional en Irán.

7. Envíen notas cortas sobre sus preparativos y planes a la siguiente dirección electrónica: hamba2000@hotmail.com

Llamamiento
Apoyen al movimiento estudiantil en Irán

Han pasado más de dos semanas desde que un pequeño grupo de estudiantes de la Universidad de Teherán emprendió una intrépida lucha contra el plan del Estado para “privatizar las universidades”. Llevaron la lucha vigorosamente a la calle, a las masas populares, y así prendieron una lucha política revolucionaria en todo el país. La lucha revolucionaria ya está en marcha en muchas partes de Irán. Su demanda principal es el derrocamiento de la República Islámica de Irán.

Hace 24 años, el pueblo iraní hizo una revolución contra el gobierno del Cha despótico y proimperialista y lo derrocó. Pero los mullas, con el apoyo de las potencias europeas y Estados Unidos, se robaron la revolución. La República Islámica de Irán arrestó a los revolucionarios y los asesinó, hizo esclavas de las mujeres, reprimió con salvajismo a los kurdos y hambreó a los obreros y los campesinos mediante los programas de desarrollo y privatización del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

Hoy, las masas populares se han alzado poderosamente para derrocar el odiado gobierno actual. Para impulsar la lucha, los jóvenes, sin temor a la muerte ni la tortura, se toman las calles y llaman audazmente al pueblo a derrocar el gobierno islámico. Con valor, las mujeres se quitan los chales y los queman, y corean que nunca jamás serán esclavas. La consigna principal de los estudiantes y de las decenas de miles de personas quienes se les han unido, es: “¡Abajo la República Islámica de Irán! ¡Presos políticos libertad!”

La policía ha reprimido con salvajismo a los valientes estudiantes de la Universidad de Teherán y de otras universidades. Ha arrestado a cientos de estudiantes y ahora los tortura. Muchos han desaparecido. El gobierno ha impuesto un estado de emergencia de facto en las calles de la capital y otras ciudades.

George Bush, que no quiere parar la sistemática matanza de la población iraquí, es un fundamentalista religioso y fascista al igual que los mullas del gobierno iraní. Ha dicho, con arrogancia e ignorancia, que su gobierno ha inspirado el movimiento estudiantil en Irán. Pero los estudiantes respondieron con las siguientes consignas: “¡Éste es un movimiento estudiantil, no un movimiento norteamericano!”. Los jóvenes iraníes no quieren el apoyo de los colonialistas tales como Bush y sus secuaces. Quieren unirse con los cientos de miles de jóvenes, estudiantes y personas que se oponen valientemente a la violación de Irán por los Estados Unidos y se oponen a su propio gobierno.

Las potencias imperialistas europeas (Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, etc.) han embolsillado las enormes ganancias de sus tratos económicos con Irán; siempre han apoyado y ayudado al gobierno de los mullas. Hoy, ¡¡los medios informativos hablan de las supuestas “divergencias” entre esas potencias y los mullas acerca del desarrollo de bombas nucleares!! No informan sobre la realidad de que el centro de los acontecimientos políticos en Irán es un movimiento estudiantil nacional y un movimiento popular que el gobierno de los mullas reprime. Los estudiantes no quieren favores ni ayuda de los imperialistas británicos, alemanes, franceses e italianos. Buscan aliados en los jóvenes antiimperialistas de Europa, en los feministas rebeldes, en los inmigrantes provenientes de Turquía, de los países árabes y de los países de Asia, África y América Latina. No queremos ni los mullas, ni los Cha ni los George Bush. ¡Queremos libertad e independencia! ¡No queremos ni una economía de mercado ni la modernización y globalización capitalistas, que han condenado a miles de millones de personas del mundo a una muerte lenta! ¡Queremos un mundo nuevo! Somos de los pueblos del mundo y nuestra lucha es parte de la lucha de los pueblos del mundo por construir un mundo nuevo.

El 8 de julio es el cuarto aniversario de otro levantamiento estudiantil, que reprimió a sangre y fuego la República Islámica de Irán. Hoy día, los estudiantes arrestados en ese levantamiento siguen en las mazmorras del gobierno. Este año, los estudiantes de todo el país se preparan para emprender manifestaciones y diversas luchas. Sin duda, las fuerzas armadas del gobierno reprimirán con salvajismo estas luchas y masacrarán y encarcelarán a muchas personas. Por eso, el 8 de julio es un día importante y especial para los estudiantes combativos de Irán.

Llamamos a todos los jóvenes antiimperialistas y a todo el pueblo a solidarizarse con los estudiantes combativos de Irán y a participar en las manifestaciones.

Comité de Apoyo a la Resistencia Estudiantil de Irán